Violencia en el fútbol

Explican cómo los barras generan desmanes para viajar a Rusia

Colón y Vélez debió ser suspendido a raíz de tres bombas de estruendo que fueron arrojadas por hinchas de la popular al campo de juego

martes 10 de abril de 2018 - 8:26 am

El fin de semana estuvo plagado de fricciones y hechos violentos en los estadios. Quienes entiende en la especialidad de los barras, definen estos hechos como un clásico antes de comenzar un Mundial de Fútbol.

Rusia no será una plaza más ni apacible para los barras que logren el guiño cómplice de dirigentes locales o que vulneren los controles migratorios: tendrán luego que sortear la dureza del gobierno de Putin.

Según indica el portal Expediente Político, el Estado argentino hoy tiene unos 602 barras con “prohibición de concurrencia administrativa”.

Esto quiere decir que, por tener causas penales en trámite o contravenciones graves, estas personas no pueden pisar ningún estadio del fútbol argentino por entre uno y dos años, dependiendo del caso. Se sabe que la efectividad de esta medida muchas veces es burlada.

Colón y Vélez debió ser suspendido a raíz de tres bombas de estruendo que fueron arrojadas por hinchas de la popular al campo de juego.

Una versión indica que fueron miembros de la barrabrava de Colón que buscan viajar al Mundial de Rusia 2018 y ante la falta de fondos exigieron dinero a los jugadores y a la comisión del club.

La barra accionó un plan deliberado: generar disturbios en el campo de juego para así “visibilizar el pedido”. El modus operandi se replica en otros estadios.

COMENTARIOS