Política

El Gobierno define un tribunal clave para la corrupción

Se trata del espacio que tiene la llave para decidir qué procesamientos quedan firmes y llegan a juicio oral, y cuáles son revocados y dejan los casos agonizando, casi en la nada

martes 10 de abril de 2018 - 5:20 am

El presidente Mauricio Macri avanzó por decreto en delinear la integración de un tribunal clave para analizar los casos de corrupción, al disponer el traslado definitivo de un juez de un tribunal oral como camarista federal de la Capital Federal.

Según indica el diario La Nación, se trata del tribunal que tiene la llave para decidir qué procesamientos quedan firmes y llegan a juicio oral, y cuáles son revocados y dejan los casos agonizando, casi en la nada.

El juez es Leopoldo Bruglia, que integraba el Tribunal Oral Federal N° 4, pero que desde 2016 ocupa como juez suplente una de las vacantes de la Cámara Federal, en la Sala I. Ocupaba el lugar que dejó Gabriel Cavallo al renunciar como camarista en 2007 y que subrogó Eduardo Farah.

Ahora, el presidente Mauricio Macri firmó un decreto, publicado ayer en el Boletín Oficial, en el que dispone su traslado definitivo para cubrir la vacante que dejó la forzada salida del camarista Eduardo Freiler , removido mediante un juicio político impulsado por el Gobierno.

Así las cosas, la Cámara Federal, integrada por dos salas de tres jueces, quedó conformada del siguiente modo: la Sala I la integran Leopoldo Bruglia, en la vacante de Freiler; Jorge Ballestero, a quien el Gobierno quiere promoverle un juicio político por haber liberado a Cristóbal López, y Mariano Llorens, designado por concurso con el apoyo del oficialismo.

La Sala II la componen el presidente de la Cámara Federal Martín Irurzun, de fina sintonía con el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y el juez Eduardo Farah, a quien el Gobierno también le apunta en el Consejo de la Magistratura, por haber liberado a Cristóbal López. El tercer sillón está aún vacante.

En caso de que no haya coincidencia entre Irurzun y Farah, se deberá sortear un tercer juez de la otra sala, donde dos de los tres magistrados que están allí llegaron con el apoyo del Gobierno.

COMENTARIOS