Moda

Upcycling: de qué se trata la tendencia “ecológica” del mundo de la moda

Desde el patchwork hasta los tejidos vintage reutilizados en nuevos diseños: todo vale a la hora de salvar al planeta

lunes 9 de abril de 2018 - 9:31 pm

No es tan simple como reutilizar tus jeans viejos para hacer un delantal: el upcycling –el neologismo de los conceptos reciclar (recycling) y mejorar lo que ya tienes (up), es, según explica la española Mariola Marcet, el “dar salida a las prendas en stock de marcas, actualizándolas con pequeños cambios”.

La idea, alineada con la tendencia ecológica global, tiene forma en su e-commerce Upcyclick, que ofrece prendas existentes de temporadas pasadas que han sido customizadas con la ayuda de estilistas:

 

upcycling_3004_620x620

 

¿Por qué es una opción ecológica de vestirse? Por si no lo sabías, fabricar una remera estándar implica el gasto de 2.700 litros de agua, el equivalente a 45 duchas de 15 minutos.

Sin dilaciones, la revista francesa Antidote se preguntaba si este concepto –y modo de vivir, pensar y consumir– salvaría la moda. En este reportaje, se planteaba la viabilidad de un cambio real más allá del llamado greenwashing, como se conoce a la apuesta ecológica de firmas únicamente para lavar su imagen.

upcycling_3044_620x930

¿Cómo llevar a la práctica el upcycle como consumidor? “El sistema al que nos dirigimos se basa en las tres R: reducir (la compra de productos nuevos), reutilizar y reciclar. Es muy importante el primer punto, ya que solo usamos el 20% de la ropa que tenemos controlada en el armario”, explica Marcet.

El upcycling estaría dentro del “reutilizar”, que nos anima a alargar la vida útil de un producto a través de modificaciones para mejorarlo, además de a comprar ropa de segunda mano.

Por último, el reciclaje es la opción más lógica para las marcas que quieran abrazar este nuevo modelo de (re)producción, al emplear materiales como la poliamida reciclada, que se obtiene a partir de desechos como antiguas redes de pesca, moquetas o retales y que tan buena acogida ha tenido en el sector del baño. La última, una firma del grupo Inditex, Oysho, con sus nuevas colecciones Join Life.

 

Old toile ???

Una publicación compartida por (@alvaromartinez) el

El diseñador Álvaro Martínez, formado en la londinense Central Saint Martins, no distingue en la utilización de materiales nuevos o reciclados en sus creaciones, confirmando que estos últimos pueden resultar tan atractivos –o más– como los primeros. En la imagen de arriba se ve uno de sus vestidos realizado al deconstruir, para luego volver a construir, un bañador de los años 50 que encontró en una tienda vintage de Londres, “de una licra que ya no se encuentra”, que mezcló con un modelo de Adidas de tejido técnico.

El upcycling no es tan nuevo en la alta moda, la diferencia es que ahora se convierte en la mejor alternativa dada la congestión del sistema, hasta el momento, imperante. Diseñadores como Marques’ Almeida y Faustine Steinmetz podrían considerarse upcyclers por su uso del vaquero.

Este histórico tejido es tal vez el que más se ha prestado siempre a la reutilización. Pero Gvasalia ha mostrado cómo se puede ir más allá. Del mismo modo, la japonesa Sacai hace gala, de manera evidente, de esta reformulación de tejidos en sus diseños; como Marni, que deja a la vista los pespuntes en los abrigos y vestidos de su última colección, la correspondiente al otoño 2018, en la que predominaba la conjunción de tejidos de diferentes colores y texturas en una misma prenda, en una renovación del concepto patchwork.

Patchwork-trend

COMENTARIOS