Economía

Bienes Personales: el impuesto que iba a desaparecer, se va a incrementar

La AFIP recaudó casí 60% más, cifra que más que duplicó la inflación del 25% interanual. Esto causó sorpresa en el mercado y hasta en los propios funcionarios

lunes 9 de abril de 2018 - 9:57 am

Que el denominado IVA Impositivo pegue un salto del 57,3% contra marzo del año pasado no puede explicarse exclusivamente por la mejora de la actividad económica. Ni siquiera si se le añade el plus por el promocionado mayor blanqueo de la economía.

La intriga perforó las paredes de los despachos oficiales y se trasladó rápidamente a las consultoras de la City y a los bancos de inversión internacionales con apuestas financieras en la Argentina.

Los expertos creen que el mayor impulsor de la disparada del IVA tiene más que ver con decisiones tomadas puertas adentro de la AFIP.

1.- Efecto “compensador”

Acá está la clave oculta de la suba descomunal en la recaudación del IVA, tanto en febrero como en marzo. Y la principal causa por la cual los ingresos de abril quedarán lejos, al menos en esos tributos.

¿Qué ocurrió? Básicamente, que en el bimestre anterior hubo una “compensación entre cuentas”. Se trata de una cuestión puramente contable por la cual parte de la percepción de “combustibles” y otras alícuotas se computaron como IVA.

Por esta vía, afirmaron fuentes de la AFIP a iProfesional, se sumaron alrededor de 7 puntos adicionales de ese tributo que, de otra forma, no se hubiesen anotado.

2.- Ganancias, vencimiento “salvador”

Daniel Lejtman, tributarista socio de Lisicki, Litvin & Asociados, señala que el mes pasado las personas físicas debieron abonar el quinto anticipo de Ganancias, que en 2017 había ocurrido en febrero y en 2018 se pasó a marzo.

3.- Bienes Personales

Fue uno de los datos que sorprendió a los analistas: la recaudación por este tributo saltó de $473 millones (marzo 2017) a $1.829 millones ahora.

¿La razón? Simple, en marzo 2017 no hubo vencimiento de BP y ahora sí. Desde la renovada AFIP admiten la coexistencia de estos factores y es por eso que evitan mostrarse eufóricos por las cifras recientes:

“No hay que dejarse llevar por los registros de los últimos dos meses, ya que estuvieron contaminados por situaciones puntuales y estacionales, que podrían ser únicas en el año”, señala una de las fuentes.

Por lo pronto, desde el propio Gobierno abren el paraguas y advierten que, si bien aguardan buenos resultados para los próximos meses, no se juegan a que tengan tanta espectacularidad.

COMENTARIOS