Estrenos de cine

Terror en voz bajita: Un lugar en silencio, la película que asusta y emociona

Cerrá los ojos a cualquier hora del día en Buenos Aires y preguntate: ¿cuán en problemas estarías si apareciera una especie de monstruo que matara a todo lo que hiciera ruido?

domingo 8 de abril de 2018 - 2:30 pm

Por Florencia Preti

Ni pochoclos, ni nachos, ni nada que haga ruido vale comer para poder disfrutar en el cine la obra maestra de suspenso que es Un lugar en silencio, la película escrita, dirigida y protagonizada por John Krasinski que se estrenó este jueves y que asusta y conmueve en partes iguales.

Cuando actrices del calibre de Emily Blunt aparecen en películas de terror o suspenso, solemos preguntarnos: ¿Cuánto pagaba el papel? ¿De verdad valía la pena poner una carrera construida con tanto esfuerzo en riesgo? ¿A quién le debía un favor? Afortunadamente, este no es el caso. Un lugar en silencio muestra que no todas las películas “de terror” tienen que tener personajes unidimensionales y sólo apuntar a asustarnos: en cambio, este thriller muestra situaciones dramáticas que en otro momento han tenido su propia película, como la pérdida de un hijo o la capacidad de dos padres para criar a una nena con una discapacidad auditiva, todo mientras unos monstruos ciegos pero con oídos hipersensibles están buscando comérselos.

Pero más allá de nuestra futura Mary Poppins, que hace un trabajo estupendo en su rol de madre embarazada en un mundo donde no se puede hacer ningún tipo de ruido, tenemos que hablar de Krasinski.

lugar silencio

El actor, conocido por su rol como Jim Halpert en la versión americana de The Office, se encargó de darle forma al impecable (por momentos mudo, por momentos ensordecedor) guión de la película, y demuestra una vez más su talento nato para hacernos emocionar como un padre de familia que tiene mil y un trucos para mantenerla a salvo y permitirles algo que se asemeje a una vida normal.

Un lugar en silencio logra lo que casi ninguna película de terror o suspenso logra: en vez de dejarte a un monstruo que te persigue en sueños, nos deja el corazón roto y los ojos llorosos, porque más allá del horror de un mundo invadido por sabuesos del sonido, nos hace participar de las dinámicas de esta familia, nos hace empatizar con personajes que tienen permitido fallar y redimirse ante nuestros ojos, e incluso nos muestra una historia de amor, coronada por la química en pantalla del matrimonio de los actores en la vida real.

COMENTARIOS