Política

US$1300 millones: Mindlin y el negocio frenado que despierta sospechas

El juzgado de Claudio Bonadio se transformó en el centro de atención desde que congeló la fusión entre Pampa Energía y Petrobras

domingo 8 de abril de 2018 - 11:19 am

Un negocio de 1300 millones de dólares de Marcelo Mindlin, el empresario dilecto de la era macrista, convirtió al juzgado de Claudio Bonadio en el centro de atención del poder económico.

Dos meses atrás, el juez frenó la fusión entre Pampa Energía y Petrobras, y como advirtió por escrito la Comisión Nacional de Valores al juez a través de un escrito reservado, dejó a unos 30 mil inversores en medio de la “incertidumbre” sobre el futuro de sus acciones.

La jugada capturó el interés de dos fuerzas enfrentadas: Por un lado, los enviados de Mindlin que buscan destrabar la operación y alejar los malos augurios; por otro, un grupo de empresarios ligados al kirchnerismo que cayeron en el infortunio con el cambio de poder y ahora ansían revancha.

Según detalla el diario La Nación, para suerte y desgracia, la predilección de Macri por Mindlin convirtió al dueño de Pampa Energía en el imán de las miradas.

En julio de 2016, con la tormenta del Lava Jato azotando su cubierta, la brasileña Petrobras fue en busca de fondos y vendió a Mindlin el 67% de las acciones de su filial argentina. Pagó 892 millones de dólares. El paso siguiente de Mindlin fue lanzar una oferta de compra en efectivo del resto de las acciones de Petrobras Argentina.

Para la Comisión Nacional de Valores el precio inicial era bajo e impulsó una oferta mayor. Lo subió, un poco. Pero el destino quiso que Macri tuviera la llave de la venta del 11,6% de las acciones, que estaban en poder del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses.

El Gobierno se las vendió. Y luego las acciones subieron, mucho más. Casi un 40%. La operación ya alcanzaba los 1300 millones de dólares.

Mindlin terminó de sellar su destino con la compra de Iecsa, la empresa constructora del primo del presidente, Angelo Calcaterra. Se convirtió en un emblema de los nuevos tiempos, el facilitador de fondos frescos para destrabar operaciones sensibles al poder político.

COMENTARIOS