Corrupción K

El nuevo “Lázaro Báez” acusado de lavado y debe $ 800 millones

Cómo pasó Mario Cifuentes de ser un heladero fallido a ser el multimilloario dueño de un grupo de empresas con más de 2000 empleados

sábado 7 de abril de 2018 - 10:13 am

Estamos hablando de Mario Cifuentes, un empresario K que pasó de ser un insolvente declarado por el Banco Central a poseer tantas empresas cuya cantidad ni él recuerda, edificios, casas y departamentos en el país y el exterior, vehículos de alta gama, campos y cientos de máquinas pesadas.

El devenido mega empresario es amigo de la infancia en Caleta Olivia del ex senador K de Santa Cruz Nicolás Fernandez y tiene contactos con el ex titular de la AFI, Oscar Parrilli, el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime.

Según cuenta Daniel Santoro en su nota para el diario Clarín, el año pasado, OPS (una de las empresas de Cifuentes) le vendió 7 camiones Scania a la empresa Agosto de Osvaldo Sanfelice, el socio de Máximo Kirchner, que se pagaron con cheques por 5 millones de pesos.

Gracias a sus contactos K, la empresa de servicios petroleros OPS creada en 2003 por Cifuentes, pasó de facturar 0 pesos a ser proveedor de YPF, el gobierno de Neuquén y Río Negro y Vialidad Nacional con una facturación promedio mensual de 100 millones de pesos.

Pero en el 2015, OPS abrió un concurso preventivo y se estima que le “debe 800 millones de pesos a la AFIP y otros acreedores”.

Paralelamente, los diputados de Cambiemos por Neuquén Leandro López Koenig y Sergio Wisky denunciaron a Cifuentes y su entorno por supuesto lavado de dinero ante el juez federal de Neuquén, Gustavo Villanueva, citando una investigación del diario Río Negro.

COMENTARIOS