Abusos en el fútbol

Escándalo Jaitt: la AFI quedó complicada

La espía Ana Polero que asesoró a la mediática y ataca periodistas estaría vinculada al fiscal Eduardo Miragaya

viernes 6 de abril de 2018 - 5:25 am

La cola envenenada del escándalo que detonó la mediática Natacha Jaitt, que enchastró a famosos, empresarios y periodistas, terminó golpeando a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), acaso su lugar de origen.

La periodista Mercedes Ninci, que sufrió en el programa de Mirtha Legrand los ataques de Jaitt, reveló que en los cortes la mediática recibía instrucciones de la espía Ana Polero, una agresiva tuitera ultra macrista que suele atacar a quienes publican informaciones críticas sobre el Gobierno.

Polero trabaja como jefa de correctores de un portal de noticias y por eso suele presentarse como “periodista”. Pero el canal de noticias TN reveló que al menos durante tres meses durante el año pasado fue contratada en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

El portal La Política Online pudo confirmar de fuentes al tanto de su designación que reportaba al fiscal Eduardo Miragaya, un hombre muy cercano a la número dos del organismo de inteligencia, Silvia Majdalani.

Miragaya arrastra desde los años del menemismo una historia muy polémica y hasta quedó comprobado en una causa que enviaba cartas con amenazas a su colega Guillermo Marijuán, cuando investigó durante el menemismo una red de jubilaciones truchas con epicentro en La Rioja.

Majdalamni designó a Miragaya como director de Inteligencia sobre Delincuencia Económica y Financiera. Un puesto importantísimo que le permitió trabar relaciones con importantes empresarios.

El problema es que se pasó de la línea con hombres de negocios cercanos al presidente y el propio Macri ordenó su despido.

COMENTARIOS