Salud

¿Es peligroso hacerse una resonancia magnética teniendo tatuajes?

Qué sucede respecto a uno de los mitos más extendidos acerca de los tatuajes y la salud

martes 10 de abril de 2018 - 7:42 am

Se cree que si uno tiene tatuajes, no puede realizarse una resonancia magnética. La verdad es que muchas personas tatuadas en algún momento puede que necesiten pasar por un tratamiento de escaneo por medio de una máquina de imagen por resonancia magnética (IRM), debido a que es más común de lo que pensamos. P

ero, ¿es real esta creencia? En realidad, sí. Una persona puede verse afectada durante un estudio de esa índole si posee tatuajes. Algunas tintas para tatuajes están integradas por componentes metálicos. Y este estudio reacciona justamente al metal. Estas máquinas son muy fuertes, reaccionando potentemente ante cualquier metal.

Ésta es la razón por la cual las personas que pasan por esta máquina no pueden tener nada metálico. Decimos esto porque podría ocasionar graves daños: un implante dental, marcapasos y otros elementos ferromagnéticos serían muy atraídos por la máquina, sin tener en cuenta lo que se interponga en el camino, pudiendo incluso generar severos problemas. La IRM tiene por lo menos diez mil veces la fuerza del campo magnético del centro de la Tierra. Por tanto, es tan fuerte que inclusive reaccionarían metales muy pequeños tales como un arito, llaves o un clip.

En cuanto a los tatuajes, existen evidencias médicas de que pueden ser un problema. Este último, mayoritariamente, refiere a los tatuajes viejos. Éstos hace veinte años estaban hechos con tinta que contenía pequeños fragmentos de mental. Es decir, personas que cuentan con tatuajes con tinta compuesta por metal, en otras palabras, tatuajes de hace más de veinte años o realizados con tinta casera sufren dolores, ardor y hasta quemaduras graves al pasar por una IRM. En otras ocasiones, sienten un cosquilleo eléctrico, y a veces no sienten nada, pero la máquina da errores.

Lo bueno es que hoy en día la tinta tiene otra calidad y si el lugar y los tatuadores son de fiar, no tendrías por qué tener inconvenientes. Aún así, es difícil averiguar si la tinta contiene o no mental, salvo que accedas a un detector de metales que sea eficaz o puedas ver los ingredientes que componen la tinta de tu tatuaje (leyendo el envase de tinta o consultándole al tatuador).

Si hay óxido ferroso (de hierro) u otro metal magnético, entonces posiblemente haya problemas. De cualquier manera, es algo muy poco probable que hoy en día las tintas cuenten con metal; es más, muchas de hace veinte años tampoco contenían.

Te aconsejamos que adviertas a tu especialista de que tienes tatuajes. Luego él podrá decidir de forma profesional si es conveniente y pertinente llevar a cabo una IRM o si es preferible buscar otro método alternativo.

COMENTARIOS