Seguinos en nuestras redes

Policiales

Una empleada del BCRA robaba billetes en desuso para cambiarlos en un bingo

La Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía Federal detectó que en distintos bingos del conurbano bonaerense se estaba utilizando dinero que ya había sido anulado y dio pie a la investigación

Una mujer, empleada del Banco Central de la República Argentina, se robaba los billetes que estaban en desuso y debían ser destruidos, para cambiarlos en las máquinas tragamonedas del bingo. [pullquote position=”right”]Increíble: Empleada de un banco robaba billetes en desuso para cambiarlos en un bingo[/pullquote]

La Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía Federal  detectó que en distintos bingos del conurbano bonaerense se estaba utilizando dinero que ya había sido anulado, que debía estar depositado en las arcas del BCRA, es por esto que hace un par de semanas comenzaron las investigaciones.

Pudieron determinar que una empleada del banco estaba sacando los billetes de 100 pesos que estaban en desuso y los introducía en las máquinas tragamonedas de los bingos de Berazategui y Florencio Varela. La mujer retiraba el ticket con el monto que había depositado, y sin realizar ningún movimiento en el juego, lo cambiaba en las cajas de atención al público por billetes que estaban en circulación.

Una vez que la detuvieron en su casa de Berazategui, encontraron que poseía 90 mil pesos que pertenecían al Banco Central, pero que habían sido declarados en desuso y tenían como destino final su destrucción en el Tesoro Regional de Santiago del Estero.

Judiciales

Condenaron a Marcos Teruel a 12 años de prisión por doble abuso sexual y le revocaron la domiciliaria

Sus dos amigos coimputados en una de las causas, Silvio Ezequiel Rodríguez y Gonzalo Isaac Farfán, fueron absueltos por el beneficio de la duda

La Sala II del Tribunal del Juicio de Salta condenó este lunes a Marcos Lautaro Teruel, hijo del músico Mario Teruel, a 12 años de prisión por doble abuso sexual agravado.

Por otra parte, sus dos amigos coimputados en una de las causas, Silvio Ezequiel Rodríguez y Gonzalo Isaac Farfán, fueron absueltos por el beneficio de la duda.

La Sala que tomó la decisión está presidida por la jueza Carolina Sanguedolce, y por los vocales María Gabriela González y Pablo Farah.

En su resolución, los jueces rechazaron los pedidos de incompetencia y nulidad que había hecho la defensa y revocaron la prisión domiciliaria, por lo que solicitaron que Teruel sea trasladado de inmediato a la unidad penitenciaria local. El tribunal recomendó también al Servicio Penitenciario que Teruel sea sometido a un tratamiento psicológico.

En el momento de expresar sus últimas palabras, Teruel aprovechó para disculparse a las primera víctima y a su familia, cercana a la suya. “Simplemente pedir disculpas a todos los involucrados. Decirles que sea cual sea el resultado de esto voy a seguir trabajando para reparar lo que haya que reparar y empezar a vivir de nuevo”, expresó.

Luego se disculpó con la segunda víctima. “Me gustaría que comprendan que jamás tuve la intención de abusarme de ella”, agregó. Y concluyó: “Y pedirle disculpas a mi familia por todo lo que les hecho sufrir. Agradecerles el sostén, en especial a mi vieja, que se quedó en casa llorando. Dios quiera que la pueda volver a abrazar dentro de poquito”.

Condena en dos causas

Teruel fue juzgado en dos causas distintas en este proceso penal. En la primera fue condenado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización reiterado en concurso ideal con corrupción de menores doblemente agravada por tratarse de menor de 13 años y por mediar engaño.

En la segunda, en tanto -en la que estaba acusado con los absueltos Rodríguez y Farfán- por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado, cuando la víctima tenía 19 años.

Continuar leyendo

Policiales

Video: así mataban al Subcomisario, no se resiste pero ven que es policía y lo fusilan

Ya son cuatro los detenidos por el crimen del subcomisario de la Policía de la Ciudad, Rodrigo Guillermo Becker (41), en Caseros

El martes pasado Rodrigo Guillermo Becker (41), subcomisario de la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 9 de la Policía de la Ciudad, fue asesinado a sangre fría por delincuentes que querían sustraerle la moto cuando salía de su casa, en Caseros.

Eran las 21:30 y Becker iba vestido de civil. Según se pudo comprobar por los registros de las cámaras de seguridad, la víctima no mostró resistencia al robo y sin embargo, los delincuentes efectuaron los disparos.

Luis Miguel Escobar, alias “Luisito”, fue detenido en el interior del barrio Ejército de los Andes; y Pablo Buera, de 24 años. Juntos habrían orquestado el feroz ataque al uniformado para sustraerle la moto marca Honda Tornado Xr 250, mientras que los otros dos aprehendidos Alberto Esteban Delfrate y Federico García Azrun, fueron arrestados por intentar vender el vehículo robado.

En el procedimiento participaron la seccional 4° de Villa Pineral, la Estación de Policía Tres de Febrero, la Policía de la Ciudad y detectives de la DDI San Martín y de Homicidios de la Policía Federal.

“Cuando salí, Rodrigo estaba tirado en la vereda y otros vecinos lo llevaron al hospital. Todo lo que fue es lo que se ve en el video que está dando vueltas”, declaró un vecino a los medios, y detalló que el crimen se cometió a unas diez cuadras de la Comisaría de Villa Pineral.

El video que trascendió en las últimas horas pertenece a una cámara ubicada en la vivienda particular del oficial asesinado. El material es elocuente sobre cómo los detenidos le disparan a corta distancia antes de darse a la fuga, y sobre cómo el policía en ningún momento opuso resistencia.

Desde su cuenta institucional de Twitter, las fuerzas de seguridad porteñas dieron el pésame públicamente a la familia y los compañeros del policía asesinado.

Continuar leyendo

Judiciales

“Tranca, soy la mejor”: quién es la azafata que cayó por contrabandear joyas, relojes y oro en un vuelo de Buenos Aires a Miami

La “mula VIP”, como se las conoce en la jerga aeroportuaria, fue procesada por intentar contrabandear una suma de US$ 210.000 desde Ezeiza hacia Miami. La justicia cree que se trata de una red de comercio ilegal, no de un caso aislado

Laura Diana Schulz (58) bien podría formar parte de la tripulación de Frank Abagnale Jr., el falso piloto de Catch me if you can que burló y estafó a la aerolínea norteamericana PanAm por años.

Es azafata de American Airlines, y fue procesada por el contrabando de oro, joyas, relojes, fajos de dinero y productos electrónicos, según la requisa de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, en Ezeiza, a fines de septiembre.

“Todo tiene arancel de aduana que yo dejo al pasar un porcentaje, salvo electrónica que eso sí tiene su precio fijo, pero también todo depende del día aduanero, humor etc, etc. Por eso los precios de cualquier cosa que no sea electrónica los digo cuando las tenga en mano y cuando regrese. Igual tranca que yo soy barata, jaja. Por eso soy la mejor“, dice uno de los diálogos de WhatsApp que le descubrieron a Schulz.

Su ruta era Miami-Buenos Aires, pero lejos de tratarse de favores particulares, la investigación sugiere que se trata de toda una red negocios que cuenta con más tripulantes cómplices en Aduana y conexiones privadas en Estados Unidos. De hecho, si uno da un paseo por la calle Libertad, puede oír hablar de las “palomas”. De la misma manera, en la jerga aeroportuaria las llaman “mulas VIP”.

El juez Marcelo Aguinsky, a cargo del Juzgado Penal Económico N° 6, encontró pruebas en contra de Schulz por tentativa de contrabando y lavado de activos, en una investigación realizada por Pablo Turano, fiscal de la Procuración General de la Nación.

Si bien Schulz está en libertad porque los delitos de los que se la acusa son excarcelables, los US$ 210.000 que suman los productos que se le secuestraron (gramos de oro en pequeños lingotes, brazaletes, pulseras, aritos, cadenitas y colgantes, prendedores, relojes marca Rolex) antes de embarcar al vuelo AA900, saliente de Ezeiza, complican su argumentación. Según su abogado, ese monto se correspondería con una herencia familiar que la imputada iba a depositar en una caja de seguridad en Estados Unidos.

Con ese panorama, Aguinsky la embargó este viernes por 93 millones de pesos, le retuvo el pasaporte -estaría suspendida de su trabajo- y le prohibió salir del país.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR