Sociedad

Luego de que Haydée Padilla haya reconocido la adopación ilegal, la unidad de apropiaciones abrió investigación

Luego de las polémicas declaraciones televisivas de la actriz, que reconoció haber adoptado ilegalmente a una nena durante la última dictadura militar, la Unidad de Apropiaciones abrió una investigación al respecto

jueves 20 de marzo de 2014 - 6:55 pm

Así lo confirmó a Infojus Noticias el titular de la Unidad, el fiscal Pablo Parenti.

La unidad especializada en casos de apropiación de niños durante el terrorismo de Estado abrió una investigación preliminar, tras conocer que la actriz Haydée Padilla contó en una entrevista televisiva realizada por Baby Etchecopar que en 1975 inscribió como propia, de manera ilegal, a una niña cuyo origen aún es desconocido

“Para nosotros es una pista, una oportunidad más”, dijo Estela de Carlotto al ser consultada en Radio Del Plata sobre los dichos de Haydée Padilla.[pullquote position=”right”] Luego de que Haydée Padilla haya reconocido la adopción ilegal, la unidad de apropiaciones abrió investigación[/pullquote]

La actriz recordó que un día estaba por ir el ensayo de la obra teatral “El gran deschave” cuando la llamaron para ofrecerle una nena que había nacido tres horas antes en un hospital.

Padilla no dio más datos sobre el origen de ese llamado, ni sobre el centro de salud donde recogió a la beba, pero reconoció que junto a su pareja de entonces, el fallecido dramaturgo Sergio De Cecco, decidieron inscribierla como propia.

“La anoté en mi libreta, esto es un secreto”, dijo en El Ángel de la Medianoche (C5N). Después el conductor del programa le informó que estaban al aire.

En este marco, el abogado Alan Iud, integrante del equipo jurídico de Abuelas de Plaza de Mayo, dijo que “se investigará con sumo cuidado, como en cualquier otro caso”.

“Siempre se trata de llegar a que la persona se realice un análisis de ADN voluntario”, explicó Iud y aclaró que “si eso no funciona, se presentará el caso en la justicia”.

Desde París, donde será homenajeada en la feria del libro, Carlotto aclaró que si se trata de una niña apropiada “en cualquier circunstancia es un delito” y si se trata de jóvenes que nacieron
en los centros clandestinos de la última dictadura o secuestrados junto a sus padres, entre 1975 y 1980, “es de lesa humanidad que no prescribe”.

COMENTARIOS