Caso Ciccone

Ciccone: un “arrepentimiento” y un caso congelado, ¿qué pasó?

El expediente permanece aletargado hasta que la Cámara Federal porteña defina si confirma a Ariel Lijo como juez instructor de la causa

miércoles 14 de marzo de 2018 - 7:41 am

“Roma no paga traidores. ¿Está seguro de lo que va a hacer?”, lo recibió el fiscal federal Jorge di Lello a Alejandro Vandenbroele , mientras le abría las puertas de su despacho. Y, ya decidido -o acaso jugado-, el presunto testaferro de Amado Boudou le respondió que sí. Se convirtió así, el 13 de noviembre pasado, en el primer arrepentido del ” caso Ciccone “.

Según detalla el diario La Nación, cuatro meses después, sin embargo, la confesión de Vandenbroele apenas generó secuelas procesales.

El expediente permanece aletargado hasta que la Cámara Federal porteña -que ayer escuchó los alegatos a favor y en contra- defina si confirma a Ariel Lijo como juez instructor de la causa o acepta la recusación que plantearon Amado Boudou y su socio, José María Núñez Carmona .

En tanto, en el juicio oral contra ambos sobrevoló el nombre de Jorge Brito, uno de los señalados por Vandenbroele como quien puso la plata para que Ciccone pudiera operar.

El contador de Ciccone, José Melo, dijo que cuando Máximo Lanusse gerenció la empresa con los nuevos dueños ordenó que le enviaran los papeles contables al estudio Della Rocca-Piazza-Almarza, que atiende al Banco Macro. No hizo falta más.

Vandenbroele se inició como arrepentido cuando se presentó en los tribunales de Comodoro Py el lunes 13 de noviembre. Boudou llevaba diez días detenido, al igual que Núñez Carmona, y Vandenbroele temía ser el próximo.

Apareció en el quinto piso donde se encuentra el despacho del fiscal Di Lello, junto al jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia , y el secretario de Cooperación del Ministerio de Seguridad, Gonzalo Cané. Llevaba una gorrita con visera sobre su cabeza, vuelta hacia atrás.

Fue entonces que, ante Di Lello, oficializó su decisión de acogerse al régimen del arrepentido e ingresar al sistema de protección de testigos, aunque su primer tanteo para dar ese paso había ocurrido semanas antes, a través de su abogada y la ministra Patricia Bullrich .

Vandenbroele relató cómo fue la maniobra que llevó al desembarco de The Old Fund en la imprenta Ciccone Calcográfica, cuál fue su rol y los de Boudou, Núñez Carmona y el entonces titular de la AFIP, Ricardo Echegaray .

COMENTARIOS