Economía

¿Cuál es la estrategia del Banco Central para contener la inflación?

Federico Sturtzenegger busca "techar" al dólar y mantener las tasas de interés, pese a la promesa del Gobierno al empresariado de bajarlas

martes 13 de marzo de 2018 - 10:23 am

En medio de una escalada del dólar, el Banco Central, con Federico Sturtzenegger a la cabeza, ensaya una nueva estrategia para contener la inflación. Sin margen para subir la renta en pesos, el Central vendió u$s 522 millones. y entiende que si la divisa sigue subiendo impactará más en los precios.

La entidad bancaria puso ayer otros u$s 137 millones en el mercado para frenar al dólar en torno a los $ 20,50 para la venta minorista. Desde el lunes pasado, desembolsó u$s 522 millones. Primero, con ventas pequeñas para intentar marcar un techo. Pero ante la insistencia de la demanda profundizó las ventas.

Desde el 28 de diciembre, cuando el Gobierno decidió elevar las metas de inflación, Sturzenegger argumentó que, con la nueva meta, tenía margen para bajar las tasas. Como consecuencia, las expectativas de inflación y el valor del dólar subieron.

Lo más probable es que, sin margen para subir la tasa de interés, todo parece indicar que el BCRA volverá hoy a mantener sin cambios el costo del dinero. Las bajas de tasa prometidas por el Gobierno a los empresarios, que se iniciaron a comienzos de año, deberán esperar. Según un sondeo de la agencia Bloomberg, una treintena de analistas consultados coincide en que la tasa de política monetaria se mantendrá en el 27,25 por ciento actual.

En su última decisión de tasas, Sturzenegger advirtió que la devaluación estaba impactando en los precios mayoristas. “Los registros (del Indec correspondientes a enero) se ubicaron entre 4,6% y 5,0% respecto al mes previo y estuvieron impulsados por los productos primarios e importados, sobre los que impactaron la depreciación del peso y el aumento en los precios internacionales del agro y del petróleo”, sostuvo el Banco Central.

Mientras tanto, la venta de dólares para evitar que el precio suba servirá como ancla hasta que aparezcan en el mercado las divisas de la liquidación de la cosecha gruesa, en abril.

La sequía traerá pérdidas estimadas en unos u$s 4000 millones. Pero también hizo subir los precios. ¿Alcanzará esa recompensa para que los productores vendan su soja? Si los precios siguen sostenidos, la expectativa de que el dólar acompañe a la inflación a lo largo del año y el recorte mensual de 0,5% de retenciones que delineó el Gobierno beneficiarían a quienes tengan espaldas para mantener su producto en las silobolsas. La decisión del Banco Central de extender los plazos legales de liquidación de divisas -que, paradójicamente, el BCRA implementó el año pasado para detener la apreciación cambiaria- tampoco ayuda a que los “sojadólares” inunden el mercado.

COMENTARIOS