Acusaciones contra Juan Darthés

Calu Rivero: “Juan Darthés jugaba con mi cabeza”

La actriz dio nuevos detalles sobre el acoso que habría sufrido de parte del actual integrante de Simona

jueves 8 de marzo de 2018 - 6:54 am

En el marco del Día Internacional de la Mujer, Calu Rivero brindó una entrevista a María O’ Donnell para el programa “50 minutos”. “Pude sentir en mí, el dolor de muchas”, afirmó la actriz, que habló de su denuncia contra Juan Darthés por acoso.

“Estoy muy contenta que marchemos. Voy a marchar para que esta igualdad entre los sexos y los géneros sea real, para lo que me pasó a mí, que lo viví en carne propia, no le pase a nadie más porque puedo sentir en mí, el dolor de muchas“, arrancó diciendo la actriz, cuya denuncia por acoso contra Darthés motivó a otras mujeres, como Anita Coacci y Natalia Juncos, a contar sus experiencias con el actor.

“Voy a marchar para que no exista más esa mirada juiciosa de cómo somos, por qué te vestís así, por qué caminás asá. Marcho para que cuando decimos no, es no y se nos escuche y respete”, agregó en nota con La Nación +.

“Me parece que es importante destacar que también marcho por esas personas que se les dijo que el feminismo busca combatir a los varones. También marcho por los hombres respetuosos. Por nosotras”, afirmó.

Luego, Rivero habló del impulso que recibió al ver que miles de mujeres alrededor del mundo tomaban coraje para contar su verdad y denunciar a los hombres poderosos que las habían acosado o abusado.

“Escuchar relatos peores que el mío agitó en mí la bronca de haber callado durante tanto años. Y sin pensarlo, durante una entrevista (con Catalina Dlugi) me preguntaron sobre el #TimesUp y (Harvey) Weinstein y dije lo que me salió de adentro, que a mí nadie me lo tenía que contar porque yo lo viví en carne propia”, dijo fime.

La actriz y DJ remarcó: “Es importante ponerlo en contexto. Esto fue en el 2012, cinco años atrás. La sociedad no estaba preparada para hablar de estos temas y todo lo que yo viví estaba totalmente naturalizado acá y en el mundo”.

Calu explicó a pesar de que ella avisó lo que estaba sucediendo con Darthés, no la escucharon y por eso se vio obligada a renunciar a la novela. “Yo era mucho más chica de lo que soy ahora, era mi primer protagónico y tenía muchísima presión. Noté que algo no estaba bien y lo comuniqué; no hubo escucha y fui yo la que tuvo que dar un paso al costado y dejar de trabajar“.

Al preguntarle si Darthés se iba de guión y besaba de una manera inapropiada, dijo: “Es muy simple cuando es consentido y cuando no lo es, no hay más vueltas”. Luego se explayó sobre el mal momento que vivió con el actor, hoy protagonista de la tira juvenil “Simona”: “Vos sos actriz, estás yendo a tu lugar de trabajo, llegás, grabás una escena, y después le decís: ‘¿sabés qué?, no me gustó lo que pasó recién, me sentí medio incómoda, ¿podés no hacerlo más? Y él te dice: ‘Sí, tenés razón, no lo hago más’, y lo vuelve a hacer, y lo vuelve a hacer, y te pide el teléfono y vos no se lo querés dar, y lo vuelve a hacer. Hay un momento donde decís, o soy invisible o no se me escucha. Entonces le mandás un mensaje directo por el único contacto que decidís tener y le ponés ‘no quiero vivir más esto porque no la estoy pasando bien y necesito que me respetes’, y del otro lado, lo sigue haciendo”.

Además, aclaró que ser actriz no le saca el derecho a decidir cuándo decir “hasta acá”. “El respeto es clave”, sentenció. Y contó que al ver que Darthés no cambiaba sus formas, decidió irse de la novela por su “sanidad mental”.

Respecto al juicio que le inició el actor luego de sus declaraciones, Calu explicó: “Habló mucho de justicia, justicia… pero no se va a poder hacer nada porque prescribió. Todo lo que pasó, aunque yo tenga pruebas documentadas, no sirven, no tienen validez”, dijo, y aseguró que su intención al contar su verdad yace en que “esto no pase más”.

Respondiendo a quienes la criticaron por el tiempo que tardó en denunciar, dijo: “¿Qué necesidad tengo? Ninguna, solo que esto no pase más, que empecemos a cambiar paradigmas, que la mujer empiece a tener otros lugares”. “Déjenos ser libres, ¿por qué da tanto miedo cuando hablamos?”, subrayó.

Por último, Rivero dijo: “De lo único que me arrepiento, es de no haber hablado antes. Porque la única que te va a defender, sos vos misma”. “Por eso voy mañana a la marcha. Hablá, no hay otra forma de sanar. Que no existan esas cosas que te quieren meter miedo con juicios. Hablá, que se entienda que ‘no es no’“.

COMENTARIOS