Seguinos en nuestras redes

Política Internacional

A pedido de Obama, Mujica aceptó albergar a cinco presos de Guantánamo

El presidente de Estados Unidos eligió Uruguay como uno de los países receptores de prisioneros de la cuestionada base militar localizada en Cuba. Se difundió que la estadía se extendería durante al menos dos años

Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, planteó durante las últimas semanas a su par uruguayo, José Mujica, por medio de emisarios, la voluntad del gobierno de Washington de que Uruguay sea uno de los países que albergue a prisioneros de Guantánamo, una base militar norteamericana ubicada en Cuba.
[pullquote position=”right”]A pedido de Obama, Mujica aceptó albergar a cinco terroristas presos en Guantánamo[/pullquote]

Según el semanario Búsqueda, en base a declaraciones de fuentes políticas y diplomáticas, la estadía se extendería durante al menos dos años. Los informantes revelaron que los presos serán cinco, pero sin dar nombres ni detalles sobre su nacionalidad o los delitos que cometieron.

La fuente indicó que Mujica ya le informó la iniciativa a su par cubano, Raúl Castro, durante su visita a La Habana en enero pasado. “Ambos coincidieron en aceptarla”, sostuvo Búsqueda.

Una promesa de Obama desde el inicio de su primer mandato, en 2009, fue el cierre de la prisión de Guantánamo, donde aún permanecen 155 prisioneros acusados de integrar grupos terroristas

Luego de que este proyecto fracase en su primer gobierno, en enero, el presidente aseguró que este año sí cerrará la base. A mediados del años pasado, Obama nombró al abogado Clifford Sloan, para que reabra la Oficina del Departamento de Estado para el Cierre de Guantánamo.

Política Internacional

Uruguay y un duro cuestionamiento a Argentina por no condenar crímenes en Nicaragua

Washington Abdala, representante uruguayo ante la OEA se mostró furioso con el rechazo de algunos países a condenar al gobierno de Daniel Ortega: “Muchos se hacen los distraídos”

El representante uruguayo ante la Organización de Estados Americanos (OEA) cuestionó en duros términos la decisión argentina de no condenar los actos de violencia política protagonizados por el gobierno de Nicaragua encabezado por Daniel Ortega.

El representante argentino ante la OEA, Carlos Raimundi, expresó: “No consideramos pertinente acompañar esta declaración, la consideramos improcedente y extemporánea”.

Luego de Raimundi habló el represéntate diplomático de Uruguay, Washington Abdala, que no ocultó sus críticas hacia la postura de Argentina. “No se si estoy en otra sintonía; no termino de comprender a los países que no entienden que la dictadura nicaragüense es de un grado de violencia extrema”.

Y, visiblemente ofuscado, agregó: “¡¿Qué se necesita para comprender que no se les está permitiendo a los candidatos ser libremente candidatos, que hay un pueblo desesperado clamando por libertad!? ¡¿Qué pruebas hay que ofrecerles para que adhieran a un razonamiento que hacemos todos para enfrentar a este tipo de dictaduras?!”.

Raimundi, además, puso como elemento para justificar la abstención de Argentina la proximidad de las elecciones en Nicaragua, que se celebrarán el 11 de noviembre.

Ante esto, Abdala señaló: “¿Qué es esto de la injerencia? Sean claros. Lo único que estamos haciendo en el plano internacional es expedirnos, razonar, algo que no hace la dictadura, que mata, asesina y priva de la libertad”.

Se trata de la segunda resolución de estas características que la OEA aprueba para insistirle a Nicaragua que libere a candidatos presidenciales y presos políticos, urgirle a que inicie reformas electorales. El posicionamiento es una advertencia sobre el deterioro de la situación de los derechos políticos del país.

Continuar leyendo

Política

Argentina se abstuvo de exigir en la OEA la liberación de presos políticos en Nicaragua

El Gobierno se negó a apoyar una resolución en la que expresa “grave preocupación” por el accionar del régimen de Daniel Ortega; Para Argentina la misma era “improcedente y extemporánea”

En una nueva polémica decisión relativa a la política exterior del país, argentina le dio un implícito respaldo al régimen de Daniel Ortega en Nicaragua al abstenerse de votar sobre la liberación de presos políticos en el país caribeño: una maniobra del oficialismo para garantizarse la victoria en las elecciones de noviembre al ir deteniendo a todos los candidatos que competirían con Ortega en los comicios.

La resolución en cuestión contó con el voto afirmativo de 26 países, 7 abstenciones (Argentina, Barbados, Bolivia, Guatemala, Honduras, México y San Vicente y Las Granadinas) y 1 negativo (Nicaragua).

Se trata de la segunda resolución que la OEA aprueba para insistirle a Nicaragua que libere a candidatos presidenciales y presos políticos, urgirle a que inicie reformas electorales. El posicionamiento es una advertencia sobre el deterioro de la situación de los derechos políticos del país. En aquel momento Argentina también se abstuvo de votar junto con los mismos países y optó por elaborar una estrategia conjunta con México por fuera del organismo que cuenta con la presencia de Estados Unidos y con cuyo secretario General, Luis Almagro, la cancillería mantiene diferencias irreconciliables.

En un comunicado publicado por ambos países sí hablaron de “persecución política” pero no de presos políticos: “Hemos sido testigos, en varios países de la región, de casos inadmisibles de persecución política. Rechazamos esta conducta. No estamos de acuerdo con los países que, lejos de apoyar el normal desarrollo de las instituciones democráticas, dejan de lado el principio de no intervención en asuntos internos, tan caro a nuestra historia. Tampoco con la pretensión de imponer pautas desde afuera o de prejuzgar indebidamente el desarrollo de procesos electorales”.

La resolución votada en la OEA en la mañana de hoy el documento expresa su “grave preocupación” por el hecho de que Nicaragua haya ignorado los esfuerzos del Consejo Permanente de la OEA para que se comprometa a la celebración de elecciones “libres y justas”.

Además, el bloque resuelve en “urgir con vehemencia al Gobierno de Nicaragua a poner en práctica sin demora los principios de la Carta Democrática Interamericana, así como de todos los estándares internacionalmente reconocidos” a fin de garantizar una competencia electoral “creíble”, y bajo observación internacional.

Al respecto, el embajador argentino ante el organismo, Carlos Raimundi, manifestó: “Más allá de que podemos coincidir con algunos tramos del texto, no consideramos pertinente acompañar esta declaración. La consideramos improcedente y extemporánea. Punto”

Continuar leyendo

Política Internacional

“Es un error garrafal”: Sergio Berni criticó al Gobierno por defender a Jones Huala

En diálogo con Jonatan Viale en la pantalla de LN+, el ministro de Seguridad bonaerense se manifestó en contra de la decisión sobre el dirigente mapuche detenido en Chile

Sergio Berni volvió a realizar declaraciones que continúan subiendo la temperatura de la interna del Frente de Todos (FdT): criticó la postura del Gobierno argentino de defender a Facundo Jones Huala en la audiencia de la Comisión de Libertades Condicionales de la Corte de Apelaciones de Temuco.

“Es un error garrafal”, consideró el ministro de Seguridad bonaerense en diálogo con Jonatan Viale en la pantalla de LN+.

“Jurídicamente me parece un gran desacierto. ¿Por qué? Porque el derecho constitucional es a la legítima defensa y hasta el peor delincuente merece defenderse. Y acá tenemos el gran problema: Huala no se considera argentino. Es más, cuando le preguntan la nacionalidad dice: mapuche, no argentino”, señaló Berni y subrayó: “Me parece un error garrafal (la postura del Gobierno)”.

“Entonces, si una persona niega nuestros símbolos, nuestra bandera, y los cientos de miles de hombres y mujeres que dieron la vida por nuestra Nación, me parece que nada tiene que hacer el Estado defendiendo a una persona que justamente niega esa nacionalidad”, detalló el protagonista.

“Además, Huala está vinculado a situaciones criminales que atemorizan a la gente con sus acciones vandálicas”, agregó.

“¿Y qué hace el Gobierno defendiendo a un terrorista?”, repreguntó Viale. “Bueno, por eso me parece un error garrafal, no solamente jurídico, sino como argentino”, contestó el invitado.

Acto seguido, Berni sostuvo: “Si yo fuera presidente espero que termine de cumplir los nueve años de condena y después pido la extradición para la Argentina para cumplir condena por apología del delito, porque no nos olvidemos que atrás de los actos vandálicos que hubo (en la Argentina) la semana pasada o la anterior estaba la incitación a la violenta y el llamamiento a la sublevación de este grupo RAM (Resistencia Ancestral Mapuche), que no hace más que atemorizar”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR