Política

Desplazan a fiscales afines a Alejandra Gils Carbó

El jefe de los fiscales interino apartó de procuraciones especiales a fiscales que habían aportado pistas falsas en el caso Maldonado o dictaminado a favor de los K

viernes 2 de marzo de 2018 - 5:44 am

Con bajo perfil, el procurador general interino, Eduardo Casal, comenzó a sacar de cargos clave del ministerio público a fiscales claramente alineados con el kirchnerismo y a reemplazarlos por otros de perfil profesional.

Según detalla el diario Clarín, los cambios implican un desmantelamiento de la estructura de apoyo político que tenía su antecesora y fundadora de la la agrupación K “Justicia Legítima”, Alejandra Gils Carbó.

Paralelamente, Casal se reunió con el fiscal José María Campagnoli, quien había sido suspendido en el 2013 por Gils Carbó por haber sido el primero en investigar a Lázaro Báez en “la ruta del dinero K”.

Al año siguiente, tras caerse el juicio político, Campagnoli debió ser repuesto en su cargo pero Gils Carbó le disolvió la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos con Autor Desconocido (UFIDAD), de la que depende la Secretaría de Investigaciones Penales (SIPE) que había hecho la investigación sobre Báez y estaba a cargo de Ignacio Rodríguez Varela.

Ahora, Casal prometió a Campagnoli reponer esa unidad fiscal aunque con “características acordes al traspaso de fueros desde la justicia nacional a la justicia de la ciudad”, revelaron a Clarín fuentes judiciales.

El primero de esos cambios fue desplazar al polémico Félix Crous de la Procuraduría General contra la Violencia Institucional (Procuvin) y reemplazarlo por fiscal general adjunto Héctor Andrés Heim.

El segundo cambio del jefe interino de los fiscales fue desplazar a Cristina Caamaño de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP).

El otro gran cambio fue dejar sin efecto a los “fiscales coordinadores” de secciones judiciales que había creado Gils Carbó y eran una forma de presionar sobre los fiscales de instrucción en causas políticamente sensibles.

COMENTARIOS