Política

El Gobierno busca cerrar la polémica por Díaz Gilligan

La Casa Rosada diferenció el caso de los cuestionamientos que enfrentaron los ministros Luis Caputo (Finanzas) y Jorge Triaca (Trabajo)

miércoles 21 de febrero de 2018 - 5:24 am

“Ya está, ya pasó. Demostramos que somos distintos, y Valentín va a volver cuando aclare todo”. El funcionario, con despacho en la Casa Rosada, resumía ayer a media tarde la intención del oficialismo: dar por cerrado el entuerto en torno a la cuenta no declarada de Valentín Díaz Gilligan en un banco de Andorra que terminó con la renuncia del subsecretario general de la Presidencia.

Y, de paso, encapsular otras denuncias y críticas de la oposición contra miembros del gabinete, como el ministro de Finanzas, Luis Caputo, o su par de Trabajo, Jorge Triaca .

“Tenemos la tranquilidad de haber dicho siempre la realidad de nuestras situaciones personales”, dijo el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis , jefe de Díaz Gilligan hasta anteayer. El funcionario afirmó en declaraciones radiales lo mismo que los demás funcionarios repetirían lejos de los micrófonos horas después: que las situaciones de Caputo (en la mira por su manejo de cuentas offshore en islas Caimán) y Triaca (el escándalo vinculado a su exempleada Sandra Heredia) no son comparables con la de Díaz Gilligan, acusado de omitir en su declaración jurada de 2014 como funcionario del gobierno porteño una cuenta en un banco de Andorra por US$1,2 millones vinculada a la sociedad Line Action, con sede en Londres.

“Toto (Caputo) declaró todo lo que hizo y Triaca no cometió ningún delito ni acto de corrupción, aunque no fue lo más prolijo. Son casos muy distintos”, afirmó un asesor presidencial.

Según indica el diario La Nación, Caputo omitió declarar que hasta mediados de 2015 fue accionista de sociedades offshore, según documentos de la SEC. El funcionario lo niega.

COMENTARIOS