Fuera de juego

El argentino que inventó un método para ganar concursos

A través de ese sistema, pudo ir al último Mundial, la final de la Champions 2015, y la Copa América Centenario

domingo 18 de febrero de 2018 - 4:02 pm

Un argentino de 28 años logró ganar 100 concursos en los que participó. Entre la lista de premios se pueden mencionar: tres viajes a Europa, dos a Estados Unidos, uno a la Antártida, otros a Río de Janeiro, Chascomús y Gualeguaychú, un auto, televisores, celulares, tablets, videojuegos, electrodomésticos, muebles, ropa, cajas de vino, barriles de cerveza, entradas a recitales, entre otros.

La lista de premios ganados por Agustín Basok parece interminable. Participó en más de 400 concursos desde el año 2002. Ganó cerca de 100, pero “El señor de los concursos”, como lo llamaron en un medio local, no cree en la suerte.

“Puedo invertir en un concurso sabiendo que lo voy a ganar, pero soy bastante ahorrativo”, reconoce Agustín. El estudiante de contabilidad reconoce que no juega a la quiniela y que su suerte es trabajada. “Esto lo hago porque no es azar, tiene que ver con un trabajo, una inversión. La quiniela es otro tipo de suerte”, señala.

Comenzó a participar para saber si los concursos eran reales y no sólo una publicidad. El primero en el que participó consistía en subir una foto a las redes sociales y conseguir votos. “Como nadie participaba, metí a mi vieja, mi hermano, amigos. De los nueve premios, nos llevamos ocho”, destaca el joven.

Agustín vive en Salta capital con su familia pero es oriundo de Orán. Trabaja en el Ministerio de Economía del Gobierno de la provincia y hace marketing digital a locales y empresas. “Tengo como hormigas. No me puedo quedar quieto. Soy un poco hipercinético. En todo momento tengo que hacer algo”, reconoce.

El joven dice que participa en los concursos “por los premios y las experiencias” y agrega: “es como una adicción. Me enfrasco mucho y, a veces, dejo cosas más importantes por hacer”.

Agustín ganó en 2016 un concurso para ver la final de la Copa Centenario en Nueva York. Antes, había ido al Mundial de Brasil 2014 por otro y en 2015 vio en Berlín la final de la Champions League. El año pasado hizo doblete europeo: viajó a Cardiff, Gales, para otra final de la Champions, y a Estocolmo, Suecia, por la Europa League.

En cada uno de esos viajes, llevó a la tribuna una bandera argentina con su nombre y el de su provincia, y la marca con la que ganó. En su Facebook identifica cada premio con un álbum de fotos propio. Es el cliente soñado para cualquier marca.

Fuente: La Gaceta de Salta

 

COMENTARIOS