Seguinos en nuestras redes

Política

La obra social de Moyano y un rojo que no para

Los números de 2017 aún no están cerrados, pero desde el sindicato advierten que los saldos no se revertirán hasta no recibir los fondos de la Superintendencia de Servicios de Salud

La obra social de Camioneros tiene a sus números en rojo. En su último balance, correspondiente al período 2016, tuvo pérdidas netas por $636 millones y sus deudas rozaron los $2000 millones de pesos, mientras que sus activos no superaron los $700 millones.

Todas cifras que exhiben un patrimonio negativo y una situación financiera en riesgo. La prestadora de servicios médicos que conduce Hugo Moyano depende casi enteramente del flujo de dinero que le vuelca el gremio de Camioneros, su principal acreedor.

“Presenta una deuda con el sindicato de Camioneros por $1.498.181.536 que equivale el 77% de su pasivo total”, escribieron los auditores en el balance contable de la Obra Social de Choferes de Camiones (Oschoca) al que accedió el diario La Nación.

Los números de 2017 aún no están cerrados, pero desde el sindicato advierten que los saldos negativos no podrán revertirse hasta no recibir millonarios fondos de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS).

Esta semana, la diputada de Cambiemos Graciela Ocaña le pidió al juez Claudio Bonadio que intervenga la obra social de los camioneros y denunció que Hugo Moyano desvía fondos de la salud de los trabajadores del gremio a empresas de su esposa, Liliana Zulet, que son grandes proveedoras de la obra social. Sobre todo Iarai SA que actúa como empresa gerenciadora.

Campo

Manzur y Domínguez se reunieron de urgencia para resolver el conflicto de las exportaciones de carne

Por órdenes del Presidente, el jefe de Gabinete y el ministro de Agricultura discuten una nueva política para remendar la relación con el campo, particularmente después de ver los resultados electorales en Entre Ríos y La Pampa

El Gobierno da un viraje de 180° tras la fulminante derrota electoral, a casi dos semanas de ver los resultados de las primarias. En ese sentido, Alberto Fernández ordenó a los flamantes jefe de Gabinete, Juan Manzur, y ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, a elaborar un paquete de medidas que alivien al campo, lo que apremia una solución a las restricciones en las exportaciones de carne.

La variante económica es lógicamente un factor importante para el sector ganadero, incluyendo productores y frigoríficos, que están atendiendo a varios fenómenos derivados de la limitación a las exportaciones: menores ingresos, y consecuentes despidos. Sin embargo, también se ponen en juego cuestiones políticas. El fracaso del Gobierno en las urnas de La Pampa y Entre Ríos lo obligan a tomar un rumbo diferente si busca remontar la elección.

En Entre Ríos, en las que votó el 72,4% del padrón, Juntos por el Cambio se impuso en todos los departamentos de la provincia y se impuso por amplísimo margen: 52% contra 39,5% del Frente de Todos. En La Pampa, en tanto, la participación fue de poco más del 69% y Juntos por el Cambio se impuso al oficialismo por poco más de diez puntos: 48,8% a 38,3 por ciento.

Con el objetivo de recomponer la relación con el campo, Domínguez ya ordenó a los funcionarios bajo su órbita a reunirse con representantes técnicos de la Mesa de Enlace de aquel sector -integrado la Sociedad Rural, Confederaciones Rurales, Federación Agraria y los cooperativistas de Coninagro-, y el martes recibirá a los referentes de esas instituciones.

Del otro lado, Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural, pide con seguridad: “Esperamos que los anuncios que vaya a realizar el Gobierno vayan en línea con el levantamiento total de la medida, que ya está demostrado que fue una decisión que no hizo más que dañar a la producción, a la industria, a los trabajadores de la industria y al país todo”, dijo a Radio Mitre.

Continuar leyendo

Educación

Nicolás Trotta rompió el silencio: dijo que no había que subestimar a la sociedad a días de votar

Dijo que no compartía “la subestimación de la sociedad” a través de las medidas económicas que se puedan llegar a tomar en los próximos 50 días, esperando que la gente vote de manera distinta al pasado 12 de septiembre

El ex ministro de Educación fue uno de los que cayó en la volteada del recambio de Gabinete. Una semana después, rompió el silencio y habló de sus diferencias con el Presidente y con otras posiciones del Frente de Todos.

En diálogo con LN+, Trotta refutó declaraciones de compañeros de la coalición como la del candidato a diputado nacional Daniel Gollán, que dijo fiel a su estilo desdeñado: “con un poco más de platita en el bolsillo, la foto de Olivos no hubiese molestado tanto” a los votantes. Frente a ello, Trotta salió al cruce y dijo que no compartía “la subestimación de la sociedad” a través de las medidas económicas que se puedan llegar a tomar en los próximos 50 días, esperando que la gente vote de manera distinta al pasado 12 de septiembre.

“Lo que sí creo es que la economía es el 51% del resultado de las elecciones, en estas, en las del 2019, el otro 49% es el resto de las cosas, la salud, la educación”.

Diferencias con el Presidente

“Yo he tenido algunas diferencias con el Presidente, han sido públicas. En un momento, también las tuve con lo vinculado con la intensidad de la presencialidad en las escuelas, allá cuando estaba por impactar la segunda ola. Creo que el Presidente tenía mucha preocupación de lo que iba a ser el impacto de esa segunda ola; nosotros planteábamos la posibilidad de mantener la presencialidad en el Área Metropolitana”, reveló.

Otro episodio que causó rispideces entre ellos fue el de la maestra K que en un debate áulico despotricó contra un alumno que defendía al macrismo. Cuando Alberto Fernández lo celebró por Twitter, Trotta reconoció que no eran los modos de dar una clase de ciencias sociales.

Respecto de la estrategia de cambiar el Gabinete a última hora, Trotta podría sentarse al lado de Felipe Solá, en la lista de los abandonados por Alberto Fernández. “No sé si me jodió, lo que sí creo es que tenemos que poner en valor lo que se hizo y lo que faltó. Yo no he hablado con el Presidente porque no se ha dado la oportunidad de hablar con él. Yo planteo que fue un año y medio de mucho compromiso y mucho esfuerzo. Lo que nosotros, como gestión educativa, nunca dejamos de hacer, es dar las explicaciones de lo que hacíamos, con todas las diferencias”, destacó.

Continuar leyendo

Política General

El enojo de Hugo Moyano con Alberto Fernández, con la “redonda” de fondo

El sindicalista no oculta entre los suyos su enojo con el Presidente por una doble razón: la aparición de Daniel Grinbank en Independiente y la continuidad de Tapia en la AFA a partir de su alianza en La Cámpora

Uno de los vínculos que más se propuso cuidar Alberto Fernández es la relación con Hugo Moyano. El líder camionero le garantizó en sus dos años de gestión poner paños fríos a los intentos de movilizaciones y mantuvo a los sindicatos encarrilados en plena crisis pandémica.

Hoy, en medio de una grave crisis política interna en el Frente de Todos, la buena sintonía con el camionero es clave para la gobernabilidad del Presidente. Pero si bien en el último asado en en Olivos (que trajo tantas críticas), se los vio sonrientes y sin barbijo, existen algunos malhumores del camionero con Alberto Fernández. Curiosamente, esas tensiones son por el fútbol. Más precisamente por Chiqui Tapia y por Independiente.

Alivio presidencial: el fiscal que investiga la fiesta en Olivos sobreseyó a Facundo Moyano en una causa similar

La relación entre la familia Moyano y Tapia está terminada. Desde que Chiqui se separó de Paola Moyano, todo el clan se aclaró en repetir que “Tapia ya no es de la familia”. La separación incluyó algunos escándalos maritales y una división de bienes muy beligerante.

En el famoso asado, Alberto Fernández le dijo que no veía con buenos ojos que Tapia esté al frente de la AFA. Moyano le contestó “yo tampoco”. Allí el Gobierno se comprometió a dejar que la IGJ avance libremente y que anule la asamblea en la que Tapia fue reelecto. Las denuncias de Chicago y San Martín de Tucumán tienen argumentaciones suficientes para anular la asamblea y llamar nuevamente a elecciones. Es por eso que Fernández le garantizó que iba a evitar que nadie interfiriera ante la IGJ y que Tapia caiga en una decisión de Justicia. La fecha era septiembre.

Denuncian al abogado de Máximo K por abuso de poder y desobediencia a funcionario público

Sin embargo, el camionero se está impaciente porque la resolución no sale y ve que La Cámpora empezó a interferir para salvar a Tapia. Cabe recordad que Ricardo Nissen, inspector General de Justicia, fue abogado de Máximo Kirchner en la causa Hotesur.

Ahora Moyano reconoció ante sus cercanos su malhumor. “Si Alberto no puede cumplir ni si quiera en un tema como el de AFA, estamos ante un presidente sin nada de fuerza”, lanzó el camionero. La bronca fue compartida con Pablo Moyano, quien juega para que Tinelli sea presidente de AFA, y por Facundo Moyano, quien se ilusiona con ocupar él mismo el sillón de Viamonte.

AFA: las esquirlas de las PASO sacuden a un debilitado “Chiqui” Tapia

En las últimas horas se sumó otro problema presidencial para los Moyano en el fútbol. Daniel Grinbank confirmó que será candidato a presidente de Independiente para enfrentar a Hugo Moyano. Grinbank es muy cercano a Alberto Fernández. De hecho fue uno de los hombres que Fernández utilizaba como espada mediática ante Tinelli cuando Alberto era jefe de campaña de Luis Segura en el fatídico 38-38. Moyano, quien ayer confirmó que irá por su tercer mandato en el club de Avellaneda, tiene ciertas chances de perder el club y justamente Grinbank es quien podría desbancarlo.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR