Policiales

Detienen a los dos sospechosos del crimen de Candela Rodríguez

Hugo Bermúdez fue detenido esta madrugada en su domicilio, mientras que Leonardo Jara, que ya está preso por otra causa de homicidio, quedó formalmente notificado. Las órdenes de captura las pidió el fiscal de Morón Mario Ferrario

miércoles 19 de marzo de 2014 - 1:30 pm

Dos de los imputados por el crimen de la niña Candela Sol Rodríguez, Hugo Bermúdez y Leonardo Jara, fueron detenidos por orden judicial y deberá seguir en prisión hasta tanto un nuevo tribunal revise su situación procesal.

[pullquote position=”right”]Detienen a los dos sospechosos del crimen de Candela Rodríguez[/pullquote]

Las detenciones se realizaron por pedido del fiscal de Morón Mario Ferrario, a partir del fallo de la sala IV del Tribunal de Casación bonaerense, que la semana pasada revocó la resolución que los había liberado.

Bermúdez fue detenido esta madrugada en su domicilio, según lo confirmó a DyN su abogado, José Luis Ferrari,  mientras que Jara, que ya está preso por otra causa de homicidio, quedó formalmente notificado.

Ferrari indicó que Bermúdez, quien había sido acusado de ser el autor material del asesinato, fue trasladado al instituto penitenciario Roberto Pettinato, en Lisandro Olmos, La Plata.

Días atrás, la Sala Cuarta de Casación bonaerense, con las firmas de los jueces Mario Kohan y Carlos Natiello, anuló por “arbitraria” la resolución de la Cámara de Apelaciones de Morón, que había revocado las prisiones preventivas de Bermúdez y Jara a mediados del año pasado.

El fallo resolvió, además, apartar a los jueces que habían intervenido en esa instancia, por lo cual recobró vigencia la prisión preventiva y ahora deberán ser otros magistrados los que revisen la situación de Bermúdez y Jara.

El abogado Ferrari adelantó que apelará a la orden de detención, aunque todavía no está decidido qué jueces deberán atender ese recurso.

El regreso a la cárcel de Bermúdez había sido reclamado por los fiscales de Morón, Karina Iozzolino y Alejandro Varela, y por los abogados querellantes, Fernando Burlando y Fabián Améndola, en representación de la madre de la víctima, Carola Labrador.

Candela Rodríguez, de 11 años, desapareció de su casa en Hurlingham, el 22 de agosto, y apareció muerta nueve días más tarde en la colectora del Acceso Oeste, a 40 cuadras de su vivienda, adentro de una bolsa. El móvil del crimen nunca se develó y la causa navegó en medio de irregularidades hasta que todos los sospechosos fueron liberados.

COMENTARIOS