Inseguridad

Un grupo de médicos debió atender mientras eran apuntados con un arma

Sucedió en el Hospital Evita Pueblo de Berazategui el último sábado. Julio Vargas, asesor del Ministerio de Salud de la provincia declaró: "Por lo menos 3 veces por semana suceden hechos de violencia". Los médicos están realizando un paro de actividades por este motivo

martes 18 de marzo de 2014 - 5:14 pm

El último sábado, la guardia del Hospital Evita Pueblo de Berazategui en el sur de la provincia de Buenos Aires, fue escenario de un hecho de inseguridad.[pullquote position=”right”]Un grupo de médicos debió atender mientras eran apuntados con un arma[/pullquote]

Familiares y amigos de un paciente que estaba siendo atendido por convulsiones llegaron al hospital con armas, golpearon y gatillaron al personal médico pidiendo todo el tiempo la rápida atención del enfermo. Afortunadamente, las balas no salieron de las pistolas.

El asesor del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Julio Vargas, quien a su vez integra la dirección de ese centro médico, se expresó al respecto: “Fue una locura. Una desesperación total, esas personas pedían algo que nosotros ya estábamos haciendo, pero no les importó. Es muy difícil después de que te gatillen un arma en la cabeza seguir atendiendo al público. Acá tenemos cuatro personas de seguridad por turno, y por lo menos 3 veces por semanas suceden hechos de violencia. Por eso ahora decidimos realizar un paro para reclamar mayor seguridad”.

Luego, al retirarse del hospital, los allegados al paciente robaron pertenencias a quienes esperaban para ser atendidos.

Finalmente, la policía los detuvo a la salida del nosocomio. Como consecuencia de este hecho, el equipo médico realiza un paro en reclamo de mayor seguridad para ejercer su trabajo diario.

COMENTARIOS