Boxeo

Un año después, “Maravilla” Martínez se disculpó por su pobre actuación en la última pelea

"¿Nunca dijeron 'mi amor, es la primera vez que me pasa'? A mí también me ocurrió", graficó el boxeador argentino, al referirse a la última pelea contra el británico Murray

martes 18 de marzo de 2014 - 2:31 pm

Sergio “Maravilla” Martínez, campeón mundial mediano del Consejo, se disculpó hoy por su pobre actuación en el estadio de Vélez Sarsfield un año atrás ante el británico Martin Murray y como contrapartida auguró que su próximo rival, el portorriqueño Miguel Cotto, “va a terminar dormido” en el Madison Square Garden, el 7 de junio.

“¿Nunca dijeron ‘mi amor, es la primera vez que me pasa’? A mí también me ocurrió. Murray es joven y vino con muchas aspiraciones, pero en los últimos rounds se le fue el tren, y la vida continúa”, refirió Martínez, respecto de que el inglés no pudo noquearlo en la velada del 27 de abril, en la que retuvo la corona gracias a un fallo localista. [pullquote position=”right”]Un año después, “Maravilla” Martínez se disculpó por su pobre actuación en la última pelea[/pullquote]

El quilmeño reconoció hoy en una conferencia de prensa en el Hotel Intercontinental que a causa de las lesiones en la rodilla derecha durante el combate tuvo “la sensación de que no iba a poder volver a caminar como una persona normal, ni hablemos de boxear otra vez… pero querer es poder”.

“Tuve una serie de lesiones contra las que tuve que luchar constantemente a lo largo de la preparación. No se veían hasta que saltaron. Todo este tiempo fue espacio para los cirujanos y una buena recuperación. Pasé meses sin entrenar y anduve con muletas un largo período”, contó.

Con vistas al desafío de Cotto, quien a lo largo de su carrera enfrentó a Floyd Mayweather, Manny Pacquiao, Antonio Margarito y Zab Judah, entre otras figuras de la meca del pugilismo, afirmó que ambos “responden mejor bajo presión, pero él va a salir dormido de la pelea”.

“El boxeo es mente, piernas y puños. Frente a Cotto tendré que anular su presión, evitar que me encierre. Para esto voy a tener que caminar muy bien el ring y atacar mucho también”, comentó. Pese a lo sufrido en el último año, el estilista dijo que su contrato con HBO “exige dos peleas más y habría que cumplirlo”.

Sin embargo, admitió que “en el boxeo la exigencia es máxima y nunca se sabe qué puede pasar”. “El futuro está allá, lejos. Sólo se que lo primero que voy a hacer cuando cuelgue los guantes es una obra de teatro, un unipersonal”, concluyó “Maravilla”.

COMENTARIOS