Policiales

Nahir Galarza contó cómo preparó el arma para matar a Fernando Pastorizzo

Para evitar cualquier tipo de sospecha de que estaba encubriendo a un tercero, le explicó al fiscal Sergio Rondoni Caffa cómo mató de dos disparos a su ex novio.

sábado 13 de enero de 2018 - 9:00 pm

A dos semanas de su detención, se conocieron detalles de la confesión de Nahir Galarza ante la Justicia en la que se autoincriminó de haber asesinado a su ex novio, Fernando Pastorizzo, donde contó cómo preparó el arma: “Se saca primero el seguro y luego se agarra arriba, se tira para atrás y se suelta, y con eso está lista el arma”, se lee en la transcripción del testimonio del 29 de diciembre.

Según informó Infobae, hubo dos presentaciones de Galarza ante la Justicia, una como testigo y la otra como imputada. En la primera, a las 10 de la mañana (el cadáver se descubrió a las 5 de la madrugada), hubo un intento de la joven para desviar el curso de la investigación. “El arma con la que lo mataron era de policía y yo sé que Fernando tenía un compañero de la escuela que tenía el papá o un tío, o un pariente, que era policía”, dijo entonces. También dijo que lo habían encontrado a Pastorizzo en una calle por la cual la pareja nunca transitaba.

Doce horas después, Nahir Galarza  ya era la principal sospechosa y no tuvo otro camino que adjudicarse el crimen. Describió con precisión cómo fueron los hechos, pero negó estar en pareja con Pastorizzo. “Estuvimos un par de años juntos, pero nos peleamos, nos dejábamos unos días, y así, cada uno hacía lo suyo y habíamos quedado que no nos íbamos a ver y hablar más”, afirmó.

En la declaración, tras contar que luego del hecho dio una vuelta a la manzana y se fue caminando a su casa, explicó que una vez en su hogar, “dejé el arma en su lugar sin que mi padre se diera cuenta y me fui a acostar”. A continuación, y para comprobar que fue ella, hizo la descripción exhaustiva sobre cómo se gatilla con la pistola.

Galarza admitió que ella ejecutó las dos detonaciones sobre el cuerpo de Pastorizzo y si bien aún se esperan los resultados finales de la autopsia, las lesiones que ocasionó el primer disparo habrían sido letales.

El miércoles próximo se realizarán los estudios de laboratorio de toxicología y alcoholemia. Estos resultados determinarán si en el cuerpo de la víctima había rastros de una vida de consumo. El objetivo de la defensa con esta pericia es abonar la teoría de que Galarza era blanco de violencia de género, y que Pastorizzo se descontrolaba por las sustancias.

COMENTARIOS