Grandes Momentos

Duelo de Titanes: El día que se “enfrentaron” Maravilla Martínez y el Chino Maidana

El quilmeño formó parte de la esquina del dominicano Víctor Manuel Cayo cuando el santafesino le ganó por nocaut en el sexto round, en el 2010

martes 18 de marzo de 2014 - 6:30 am

¡Está jodido el otro de físico, saca ráfagas sólo cuando quiere cruzarse!”

Las palabras no son de un entrenador ni un preparador físico. El que arenga es Maravilla Martínez. Está vestido con la típica indumentaria de colaborador. Remera blanca y pantalón de nylon del mismo color. El que escucha es el dominicano Víctor Manuel Cayo. Del otro lado de la esquina, el Chino Maidana luce concentrado y ahogado. En el Hard Rock Café de Las Vegas, los dos boxeadores más populares de la Argentina tuvieron un cruce que pocos recuerdan, aunque no con los dos arriba del ring. Fue el 27 de marzo de 2010.

El enfrentamiento entre Cayo y Maidana representaba un duelo trampolín. Dos boxeadores con enorme potencial se enfrentaban para insertarse en las grandes ligas del boxeo. Hasta ese momento, el argentino sólo había perdido con el ucraniano Andriy Kotelnik, en 2009. El dominicano, por otro lado, llegaba con un impresionante récord de 24 victorias y 15 K.O.

Maravilla Martínez acompañó a Cayo como colaborador. El dominicano era parte de lo que se llamó el #TeamMaravilla, un grupo liderado por el argentino y rodeado por los hermanos Gabriel y Pablo Sarmiento como entrenadores, quienes actualmente lo acompañan en la preparación del combate ante Miguel Cotto, el 7 de junio en el Madison Square Garden, de Nueva York. Algunos días después, el 27 de abril, el quilmeño tendría una actuación consagratoria ante el duro Kelly Pavlik.

“¡Está jodido el otro de físico, saca ráfagas sólo cuando quiere cruzarse!”, le gritó Maravilla a Cayo, en una pelea que dominó por completo el santafesino, que en ese momento estaba guiado por Miguel Díaz. En el siguiente round, dijo: “¡Tiene los últimos 30 segundos nada más. Tiene los últimos 20 o 30 segundos!”. Durante un descanso, Martínez salió disparado a quejarse ante el árbitro Joe Cortez por los golpes en la nuca de quien en ese momento era su rival. Pero Maidana sacó demasiada diferencia: se quedó con la victoria en el sexto round tras un tremendo castigo.

Sobre el final, el grupo que fue a alentar al Chino Maidana largó alguna que otra reprimenda a Maravilla, que en ese momento era admirado en el mundo del boxeo pero desconocido por la mayoría de los argentinos. Después de la pelea, no hubo saludos ni felicitaciones. Más bien ignorancia. Fue el día en que los dos grandes boxeadores argentinos del momento se enfrentaron.

COMENTARIOS