Política

Cómo son los días de Cristóbal López y De Sousa en la cárcel

Presos en Ezeiza y en Marcos Paz, se mostraban deprimidos en los días previos a su detención; reciben la visita de sus colaboradores de confianza

domingo 31 de diciembre de 2017 - 7:24 am

Cristóbal López tenía planeado pasar la Navidad en Miami con la modelo Ingrid Grudke. Ya tenía los pasajes comprados.

Pero su millonaria deuda con la AFIP y los problemas económicos de su emporio lo dejaron tras las rejas antes de tiempo.

Pasó la Nochebuena en el módulo 6 del penal de Ezeiza, cerca de otros detenidos por corrupción y lejos de su pareja, que anunció su separación por los medios.

A unos 30 kilómetros, en el penal de Marcos Paz, está alojado su histórico socio, Fabián de Sousa. La detención fue un golpe muy bajo para este empresario de temperamento frágil y atraído por las luces de los medios.

“Mi destino es incierto”, le repetía a sus allegados en los días previos a su detención, mientras trataba de ocuparse de las radios y los canales de televisión del grupo.

Según detalla el diario La Nación, con sus popes presos, el Grupo Indalo vive complicaciones judiciales en tres frentes.

Ercolini, que investiga a López y a De Sousa por haber evadido $ 8000 millones en impuestos al combustible, ordenó la inhibición de los bienes de los procesados. Los empresarios negociaron la venta del holding con Rosner, pero la venta no pudo perfeccionarse por la medida judicial.

Esta semana, Ercolini dio señales de que podría levantar la inhibición porque permitió que los veedores judiciales de Indalo evalúen la propuesta de Rosner para pagar las deudas millonarias con el Estado.

Por cuerda separada, la Sala D de la Cámara Comercial avaló el comienzo del concurso preventivo de Oil Combustibles SA.

Sin embargo, el viernes hubo una luz roja. Marcelo Tinelli, quien reclama una deuda por la venta de Ideas del Sur, pidió una medida cautelar para que Indalo no pueda cambiar de dueños y la Sala F de la Cámara Comercial le dio la razón. López y De Sousa desconfían de la jugada de Tinelli.

“Está presionando porque no quiere entrar en el concurso y quiere negociar por afuera”, comentaban ayer en Indalo.

Mientras Beraldi comenzó sus vacaciones, quienes manejan la venta de Indalo son los abogados del holding, entre ellos, Mauro Sánchez, un hombre muy cercano a López y cercano a la Justicia de Comodoro Rivadavia. López quería que los jueces de esa ciudad patagónica resolvieran el concurso de Oil Combustibles.

COMENTARIOS