Política

El Gobierno debió ceder más de $ 45.000 millones para aprobar las reformas

Esto fue así en virtud de las numerosas concesiones que, a último momento, debió incorporar en la letra del presupuesto 2018 y de las reformas previsional y tributaria

domingo 31 de diciembre de 2017 - 7:06 am

La sanción del paquete de leyes y reformas fiscales en el Congreso le salió cara al Gobierno. Se estima que el voto positivo de los legisladores que responden a los gobernadores peronistas le costó al oficialismo unos $ 45.000 millones.

Esto fue así en virtud de las numerosas concesiones que, a último momento, debió incorporar en la letra del presupuesto 2018 y de las reformas previsional y tributaria.

Según indica el diario La Nación, el oficialismo, si bien engrosó su representación en ambas cámaras tras las elecciones de renovación parlamentaria del 22 de octubre, aún debe pagar el precio de ser minoría en el Congreso.

Los gobernadores peronistas, que articularon dos bloques propios en el Senado y en la Cámara de Diputados, hicieron valer su apoyo: después de acordar con el Poder Ejecutivo los lineamientos generales de los proyectos que luego se enviaron al Congreso, durante el debate parlamentario sus diputados y senadores redoblaron las demandas para sus provincias.

El gobierno de Mauricio Macri, necesitado de votos, pero, además, escaldado por el trauma que le implicó la sanción de la reforma previsional -se aprobó por apenas 10 votos de diferencia en un clima de inusitada violencia social-, accedió a la mayoría de sus peticiones.

Todo ello, en medio de un tenso clima social, con protestas e incidentes fuera del Congreso. La primera concesión que se les hizo a los gobernadores peronistas fue, justamente, para lograr la aprobación de la reforma previsional.

En virtud del cambio en la fórmula de movilidad, que se aplicará en marzo próximo, el Gobierno se comprometió a pagar una compensación a los jubilados, pensionados y a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) que cobren menos de $ 10.000 mensuales. Esta compensación le costará al Estado al menos $ 4000 millones.

Aun así, varios diputados peronistas no votaron la reforma previsional y el oficialismo penó hasta último momento para conseguir la mayoría en el recinto.

Más permeables se mostraron, en cambio, durante la discusión del paquete de las leyes económicas y fiscales, que incluyó el presupuesto 2018, el consenso fiscal, la reforma tributaria, la prórroga del impuesto al cheque y la ley de responsabilidad fiscal.

COMENTARIOS