Salud

Cómo afectan los excesos navideños a la piel

Qué podemos hacer para atenuar los daños en nuestro cutis propios de esta época

lunes 25 de diciembre de 2017 - 7:13 am

Llegan las Navidades y con ellas las celebraciones, lo que se traduce en un exceso de comida, alcohol, azúcares y grasas. Comer y beber en grandes cantidades también se refleja en el estado y la salud de nuestra piel.

Las comidas copiosas ricas en grasas y los dulces afectan al proceso de digestión y consecuentemente a la piel. El exceso de azúcares desencadena el proceso de glicación, provocando un daño sobre las fibras elásticas y el colágeno, que, aunque no se puede percibir en pocos días, sí se va sumando al proceso de envejecimiento de la piel, produciendo falta de tersura y flaccidez.

Además, el azúcar provoca inflamación a nivel de la piel, esto hace que se acumulen líquidos, por ejemplo, en la zona del contorno de ojos, dando lugar a bolsas y ojeras.

El sueño y el estrés también dañan el aspecto del cutis. Dormir poco, además de producir las odiosas y antiestéticas ojeras, resta iluminación a la piel y hace que esta luzca más apagada, ya que durante el sueño es cuando se activa su proceso de reparación. El estrés, en cambio, aumenta la secreción sebácea y puede dar lugar a la aparición de pequeñas espinillas o acné, sobre todo en las personas con tendencia a ello.

Cómo prevenir los daños en la piel

Con el fin de prevenir, lo mejor es controlar los excesos limitando el consumo de alcohol, grasas y dulces, pero sin tener que renunciar a ellos. Se recomienda compensar los días de excesos con frutas y verduras, caldos depurativos, infusiones y jugos naturales ricos en vitamina C, aumentando la ingesta de agua a unos 2 litros diarios. Además, la utilización de complementos alimenticios ricos en antioxidantes (vitamina C, E, flavonoides como el resveratrol…), minerales (magnesio, cobre, zinc, entre otros) y ácidos grasos esenciales (omega-3, omega-6 y omega-9).

Así mismo, también ayuda el uso de serums y cremas hidratantes y nutritivas como algo indispensable; mascarillas y peelings revitalizantes a base de vitamina C –que proporcionan luminosidad inmediata- y parches descongestivos para atenuar las bolsas en los ojos. Además, es imprescindible no saltarse, bajo ningún concepto la higiene del rostro, aseguran.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS