Policiales

Imputaron a la dueña del perro que atacó a una nena de 7 años y sigue en terapia intensiva

La carátula pasó a "lesiones culposas graves", pero no irá presa; el dogo le mordió la tráquea y el cuello a Guadalupe Martínez, que está en observación por una infección

domingo 24 de diciembre de 2017 - 12:16 pm

La justicia de Mendoza endureció la imputación contra la dueña de un dogo que atacó a una nena de 7 años que todavía está en terapia intensiva, en un hospital de San Rafael.

La causa tenía en principio la carátula de “lesiones simples”. Pero el viernes, luego de recibir los informes forenses, el fiscal Iván Ábalos decidió imputar a Cintia Ferrari, la propietaria del animal, por “lesiones culposas graves”.

El martes, cerca de las 18, un perro dogo atacó a Guadalupe Martínez y le ocasionó severas heridas en la tráquea y en el cuello. “Está en terapia intensiva, estable y en observación por la presencia de una infección que los médicos están controlando”, dijo Marcos Martínez, padre de la menor, a la agencia de noticias Télam. Y se quejó de que la dueña del animal estuviera en libertad a pesar de la imputación por lesiones culposas graves.

Esta calificación prevé una pena de 1 mes a 3 años de prisión. Pero al tratarse de una figura “culposa” (cuando no se tiene la intención ni la voluntad de cometer un delito), no hay privación de la libertad para Ferrari, quien aseguró que sus perros (además del dogo tiene un rottweiler) no están adiestrados para atacar.

“Venían de la pileta donde van con mi hija, entraron por el negocio y cuando pasaron por el patio, el perro la mordió”, relató Ferrari al portal Sitio Andino. “Cuando sentí los gritos, salí y le pegué el grito al Bader (nombre del perro). Gracias a Dios mordió y soltó”, agregó la mujer, que conoce a los padres de Guadalupe porque son clientes de su pequeño almacén. “Permanentemente estamos hablando por teléfono porque quiero saber el estado de la nena”, sostuvo.​

De acuerdo a la denuncia que radicaron en la Comisaría 8ª de San Rafael, el hecho ocurrió en un almacén ubicado en calle 12 de Octubre y San Martín, cerca del centro de esa ciudad, en la zona sur de Mendoza. La dueña del negocio tiene un dogo y un rottweiler, que solían amenazar a los vecinos, según testimonios de gente del lugar.

Cuando la nena de 7 años entró al almacén, el animal se abalanzó sobre ella y la mordió a la altura del cuello. Fue su hermana de 19 años, Rocío Martínez, quien la acompañaba y está embarazada, quien logró alejar al perro en medio de un charco de sangre.

La menor de edad fue trasladada hasta el hospital Teodoro Schestakow de San Rafael, donde permanece internada en observación y bajo el estricto cuidado de los médicos.

“Que Guadalupe esté viva es un milagro”, reconoció su papá en una entrevista con el diario El Sol. “La nena sintió miedo apenas vio al animal, pero no alcanzaron a alejarse y se les vino encima. Rocío se le avalanzó al perro para separarlo de la más chiquita. Así como está embarazada casi a punto de tener familia, le salvó la vida a su hermana”, relató.

COMENTARIOS