Judiciales

El fiscal Moldes solicitó que las detenciones en manifestaciones no sean excarcelables

El planteo lo hizo al apelar el sobreseimiento de cuatro personas que fueron detenidas el 1 de septiembre pasado durante los incidentes en la marcha por la desaparición de Santiago Maldonado

jueves 21 de diciembre de 2017 - 8:56 am

El fiscal ante la Cámara Federal, Germán Moldes, pidió que se dicten nuevas leyes que impidan la excarcelación de personas detenidas durante incidentes en manifestaciones públicas como las ocurridas en el Congreso Nacional durante el debate de la reforma previsional.

Moldes se basó para su pedido en las 31 personas detenidas en la marcha por Santiago Maldonado el 1 de septiembre, quienes recuperaron su libertad tras ser indagadas. El juez Marcelo Martínez de Giorgi procesó a 22 de ellas por intimidación pública pero el pasado 6 de diciembre la Sala II de la Cámara Federal confirmó la decisión solo respecto de dos y sobreseyó a otras 17 por entender que no había elementos para señalar que habían cometido el delito de intimidación pública.

“La única forma de evitar que esto suceda es diseñando nuevas leyes –lo que corresponde a otros Poderes del Estado”, sostuvo Moldes, quien aseguró que esas cuatro personas -tres hombres y una mujer- tiraron piedras y tuvieron una actitud hostil.

“Se advierte de los descargos de los imputados que ninguno fue detenido por encontrarse desempeñando tareas como miembro de prensa, actividad o profesión que tampoco pudieron acreditar -más allá que se hayan secuestrado dos cámaras de fotos y un chaleco-, sino que sus descargos solo muestran sus intenciones de mejorar sus respectivas situaciones procesales y que sus detenciones obedecen a su acreditada participación activa en el coordinado ataque y enfrentamiento a las fuerzas del orden”, agregó.

“Esa caravana delictiva que pretenden vendernos como una simple marcha para oponerse a ideas o decisiones políticas es ni más ni menos que lo que ya demasiadas veces vimos: una hueste violenta y peligrosa de sujetos pendencieros y agresivos organizados, encapuchados y blandiendo armas caseras o palos que se desplazan a voluntad por zonas aledañas a edificios públicos emblemáticos, agrediendo a todo lo que se les oponga, especialmente si se trata de agentes de las fuerzas de seguridad, y destrozando bienes materiales públicos –plazas, monumentos- de manera de generar e incrementar el caos social”, describió.

Moldes aventuró que estos hechos se pueden volver a repetir el año que viene ya que la Argentina será sede del G-20. Así, el fiscal señaló que en las leyes “deberán preverse como causales de impedimento de la excarcelación o la soltura anticipada el participar de estos actos disimulando la identidad –mintiendo sobre ella, encubriéndola o usando algún artilugio de similar consecuencia-; concurrir munidos de palos, armas caseras, ‘armas tumberas’ u otros objetos similares; participar en una agresión orquestada y premeditada generando daños a las personas y a los bienes públicos o privados”, propuso el fiscal en su dictamen.

Y concluyó: “La redacción de las normas que impetramos, aún a riesgo de recaer en cierta dosis de casuismo, no debería dejar margen para que algunos malos jueces enrolados en la dañina doctrina del ‘garantismo’ –que no es más que el abolicionismo del derecho penal presentado y servido con edulcorante- conviertan esas leyes en papel mojado y continúen con el festival de liberaciones de aquellos que muy pronto volverán a agredir a la sociedad y a tratar de conmover el Estado de Derecho”.

COMENTARIOS