Política

Tenso cruce entre Juan Cabandié y Nicolás Massot

En medio del debate por la reforma tributaria, ambos diputados mantuvieron acusaciones cruzadas respecto a la última dictadura militar

miércoles 20 de diciembre de 2017 - 5:32 am

Después de la acalorada sesión que se vivió el lunes en la Cámara de Diputados en la que se votó la reforma previsional, ayer las chicanas entre legisladores también se hicieron presentes en el marco del debate por la reforma tributaria, otro de los proyectos que el oficialismo busca hacer ley.

Poco después de iniciada la sesión, los diputados Nicolás Massot y Juan Cabandié protagonizaron un fuerte cruce de acusaciones en el que, hasta Fernando Iglesias recibió insultos.

Todo comenzó cuando Massot pidió la palabra para cuestionar a Cabandié por “dichos de mala fe” o “utilización política de su historia”.

“Estoy orgulloso y agradecido de la familia a la que pertenezco y del apellido que cargo. Espero que ustedes sientan lo mismo. Antes de mirar para este lado, miren al costado. Debe ser muy difícil pertenecer a ese bloque. Y que el que firmó ese decreto de designación, de un genocida hoy preso, sea quien tenga que conducir a ustedes con esas historias”, disparó el jefe de bloque de Cambiemos.

La respuesta del funcionario hijo de desaparecidos no tardó en llegar: “A nosotros no nos motiva ni el dolor ni el odio. Yo hago responsable a la familia Massot de la desaparición de mis papás. Como también la familia Massot es responsable de desaparecidos de Bahía Blanca. Es responsable y fue un instrumento propagandístico durante la dictadura. La familia Massot avaló hasta hace poco tiempo la dictadura hasta que vendiera el grupo mediático. Ya en democracia. Pero eso no significa que yo traslade al diputado Massot la responsabilidades de su familia. Aunque él tiene que saber que su familia, es la responsable de que mi familia desapareciera”, lanzó.

En el medio, Iglesias, quien gritaba y cuestionaba los dichos de Cabandié, también fue blanco de los insultos del propio diputado kirchnerista: “Callate ridículo, irrespetuoso, basura. Sos un odiador serial, miserable”.

Y narró una anécdota de cuando lo recibió en su casa : “Si me corriese el rencor y el odio no volvería a entrar a mi casa. Recuerdo que cuando vino a mi casa me preguntó dónde había nacido. Y le dije que obviamente en la ESMA. De colorado pasó a bordó, porque había hecho una pregunta impertinente. Pero yo lo trato con mucho respeto”, relató Cabandié.

COMENTARIOS