Salud

Dispepsia: causas y remedios para este trastorno

Afecta los estómagos de una gran parte de la población y, aunque es de carácter leve, debe ser tratada

miércoles 20 de diciembre de 2017 - 7:49 am

La dispepsia, también llamada indigestión, es el conjunto de síntomas que se producen en la parte superior del abdomen, en ausencia de una enfermedad digestiva o metabólica que pueda explicarlos. Se caracteriza principalmente por una sensación de dolor e inflamación que, a menudo, viene acompañada de gases y acidez.

Su origen puede ser de carácter emocional, aunque por lo general se produce por una mala combinación de alimentos o por la ingesta de platos copiosos e irritantes. Si bien tiende a ser leve y esporádica, algunos lo experimentan de forma recurrente, siendo necesaria la consulta médica.

Clasificación de la dispepsia

En la actualidad la dispepsia se clasifica en cuatro tipos:

  • Dispepsia no investigada. Se refiere a la que padecen los pacientes con síntomas que no han sido evaluados por el médico o en los que no se ha realizado un diagnóstico concreto.
  • Dispepsia orgánica. Es aquella que padecen los pacientes sintomáticos en los que se ha encontrado una causa.
  • Dispepsia funcional. Son pacientes con síntomas investigados en los que no se encuentra una causa orgánica.
  • Dispepsia nerviosa. Es el tipo de indigestión cuyos orígenes son causas psicológicas como el estrés, el nerviosismo o la ansiedad.

Causas de la dispepsia

Las causas de la dispepsia son muy variadas y, de hecho, algunas son desconocidas. En general, no suele indicar un problema de salud grave a menos que se presente con síntomas diferentes a los habituales. Entre sus causas principales encontramos:

  • Alimentos picantes o grasientos
  • Platos demasiado copiosos (abundantes)
  • Alimentos con demasiada fibra
  • Comer demasiado rápido
  • Bebidas alcohólicas
  • Estrés o nerviosismo
  • Tabaquismo
  • Bebidas con cafeína
  • Medicamentos como antibióticos, ácido acetilsalicílico (aspirina) y analgésicos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) de venta libre.

Otras causas relacionadas son:

  • Cálculos biliares
  • Gastritis (cuando se inflama el revestimiento del estómago)
  • Pancreatitis (inflamación del páncreas)
  • Úlceras (intestinales o gástricas)
  • Enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE)

Síntomas de la dispepsia

El síntoma principal de la dispepsia es una sensación de ardor o dolor en la parte superior del abdomen, que suele darse durante o después de las comidas. A menudo, esta molestia es acompañada por:

  • Sensación de hinchazón
  • Eructos y flatulencias
  • Sensación de saciedad temprana
  • Náuseas y vómitos
  • Ardor en el estómago (si la acidez es el síntoma predominante, el diagnostico cambia por reflujo gastroesofágico)

Diagnóstico

Como la dispepsia tiende a ser una molestia imprecisa y leve, la mayoría de personas no consultan a su médico hasta notar que es un problema persistente o que tiende a prolongarse por muchos días. El diagnóstico inicia con la evaluación de los síntomas manifestados por el paciente y su historial médico. Posteriormente, se realiza una exploración física que, en muchos casos, sugiere la causa de la indigestión.

El médico puede sugerir pruebas como:

  • Endoscopia gastrointestinal (recomendada especialmenete en pacientes de 45 años en adelante)
  • Ecografía del abdomen
  • Pruebas de aliento para Helicobacter pylori y el sobrecrecimiento bacteriano
  • Estudio del vaciamiento gástrico
  • 24 horas de monitoreo de pH
  • Pruebas de función hepática
  • Prueba de la función tiroidea

Tratamiento

Si la dispepsia es leve y esporádica, no es necesaria la intervención médica. Los síntomas desaparecen por sí solos después de algunas horas. Si no es así, es necesario atender algunas recomendaciones e ingerir algunos medicamentos. El tratamiento médico contra la dispepsia puede ir dirigido a su causa específica o al control de sus síntomas.

Medidas generales

  • Evitar el cigarrillo y las bebidas alcohólicas
  • Hacer comidas bajas en grasa y calorías, en pequeñas porciones
  • Evitar las bebidas con cafeína y el chocolate
  • Bajar de peso (en caso de sobrepeso)
  • Evitar los fármacos asociados a la dispepsia (por ejemplo, aspirina, y los AINE)

Remedios naturales

Las propiedades de algunos elementos naturales pueden ser útiles para controlar los síntomas de la dispepsia tras ingerir platos irritantes o abundantes. Algunos de los recomendados son:

  • Infusión de mejorana
  • Bicarbonato de sodio con limón
  • Infusión de jengibre con limón
  • Agua tibia con limón
  • Infusión de canela
  • Agua con vinagre de manzana
  • Infusión de semillas de hinojo
  • Infusión de semillas de cilantro

Tratamiento farmacológico

Para controlar los síntomas de la dispepsia el médico puede recetarle:

  • Antiácidos: hidróxido de magnesio, hidróxido de aluminio.
  • Antagonistas de los receptores H2: cimetidina, ranitidina, famotidina y nizatidina.
  • Inhibidores de la bomba de protones: omeprazol, lansoprazol, pantoprazol y esomeprazol.
  • Procinéticos: Metaclopromide, cisaprida y domperidona

Considerando que los factores emocionales pueden influir en los episodios de dispepsia, en ciertos casos también es necesaria la psicoterapia y los antidepresivos. En general, la dispepsia no es un problema de salud grave y suele remediarse con cambios en la alimentación.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS