Autos

Cuáles fueron los mejores diseños de autos en 2017

Hubo varios modelos lanzados en nuestro país con soluciones estéticas de avanzada, innovadoras y audaces

lunes 18 de diciembre de 2017 - 6:17 am

Siempre los cierres de año son buenos para hacer balances. En lo que concierne a la actividad automotriz, es un repaso a lo más destacado que nos dejó el diseño de autos entre los lanzamientos de 2017 en la Argentina.

Según detalla el diario La Nación, cabe aclarar que los tres primeros autos de este ránking responden a un criterio específico: cantidad y calidad de diseño; innovación y audacia; e impacto emocional, en ese orden.

3008: mucho, pero mucho diseño

El nuevo Peugeot 3008 fue la gran vedette del año. Es justamente uno de esos casos en los que la cantidad -y calidad- de trabajo de diseño que tiene encima es evidente hasta para el observador más desprevenido.

Para el exterior, los diseñadores comandados por el carismático Gilles Vidal hicieron todo bien en los tres pilares del diseño de un auto: proporciones, superficies y detalles.

Auto1

Para las proporciones, el 3008 se suma a la moda de volver a los volúmenes bien diferenciados entre la zona de capot y el habitáculo, al estilo de cuando todavía se las llamaba camionetas 4×4. Con unas ruedas bien dimensionadas y llevadas a los extremos, la postura de auto en el piso es firme y decidida.

Para eso ayuda mucho la nueva parrilla de Peugeot, mucho más vertical, casi negativa (inclinada desde la base hacia adelante).

Esto se combina con un tratamiento estilístico muy moderno, que balancea lo orgánico (superficies claras y fluidas) con lo mecánico (líneas y pliegues muy precisos).

Partes de la carrocería parecen hechas con robots de última tecnología y precisión alemana, y otras parecen trabajadas con la paciencia de un viejo carrocero italiano. Y todo eso coronado por un trabajo superlativo a nivel de detalles decorativos -la joyería, como se dice en la jerga, porque refiere a todo lo que brilla-, que abundan pero no sobran, y juegan fuerte a favor de la calidad visual percibida.

Pero donde el 3008 realmente la descose, es en el diseño del interior. Peugeot llama i-Cockpit al puesto de conducción de sus nuevos autos -en alusión a la cabina de los aviones de combate-, y el apelativo no podría ser más preciso.

Desde lo ergonómico, propone un volante muy pequeño y la línea de visión del instrumental por arriba del mismo, una apuesta muy rupturista que viene siendo muy bien recibida por los usuarios.

C4 Cactus: el factor sorpresa

La audacia es una cosa que no abunda mucho en la industria automovilística en los últimos años. Por eso, cada vez que aparece un auto que propone algo distinto, merece ser reconocido.

EL Citroën C4 Cactus es uno de ellos. Si bien llegó bastante tarde a la Argentina (casi tres años de retraso), sólo basta verlo en la calle para sentir una brisa de aire fresco en el monótono panorama del convencionalismo de estos tiempos.

Auto2

Hay muchas ideas y propuestas novedosas en este auto: desde los pintorescos airbumps (esos apliques acolchonados que tiene en los laterales), pasando por una silueta difícil de clasificar, hasta un interior encantadoramente retro y moderno a la vez.

Raro, distinto, audaz, caprichoso, irreverente, loco, irritante, encantador, disrruptivo. son todos adjetivos que le calzan bien al Cactus. Y cuando un auto produce tantas sensaciones distintas, es que algo interesante está pasando.

Camaro: el impacto emocional

El ganador de la categoría tortícolis de este año fue sin dudas el nuevo Chevrolet Camaro. Pero no lo es por el latigazo que produce en la nuca al liberar los 450 CV cada vez que se pisa a fondo el pedal del acelerador, sino por la cantidad de contracturas de cuello que produce en la calle, cuando la gente se da vuelta para mirarlo.

Auto3

El Camaro expresa al máximo una manera de entender el automóvil que pasa por la fuerza bruta y la potencia, y todo su diseño exterior está puesto en esa dirección.

COMENTARIOS