Cristina visita al Papa

Cómo se esguinzó el tobillo la Presidenta y la broma de Francisco

Cristina sorprendió a todos al descender del auto oficial con una bota ortopédica y con dificultades para caminar. Sin embargo, el Sumo Pontífice se animó a bromear al respecto

lunes 17 de marzo de 2014 - 9:42 am

La presidenta Cristina Fernández sufrió un esguince en su pie izquierdo anoche mientras caminaba en su habitación del hotel de Roma, por lo que llegó con una férula al encuentro de hoy con el Papa Francisco que, en broma, le dijo: “íQué mala pata!”.

La jefa de Estado bajó del automóvil oficial que la trasladó a la Residencia Santa Marta con manifiestas dificultades para caminar por la férula y fue ella misma la que contó a los periodistas que por el esguince llegó tarde a la audiencia con el ex arzobispo de Buenos Aires. [pullquote position=”right”]Cómo se esguinzó el tobillo la Presidenta y la broma de Francisco[/pullquote]

“íQué mala pata!”, fue lo primero que le expresó Su Santidad al recibirla en la sede de Santa Marta, pero la Presidenta entre risas le respondió “no, no, no” y aclaró que se trataba de “un esguince de primer grado”.

Luego, cuando le presentó al Papa a los integrantes de la delegación nacional que la acompañó al Vaticano, aclaró que Marcelo Ballesteros, jefe de la Unidad Médica Presidencial, fue “el médico responsable de atender el percance”.

Justamente Ballesteros fue el que firmó el parte médico difundido en Buenos Aires por la Casa Rosada, donde se aclara que “la señora presidenta Cristina Fernández de Kirchner sufrió anoche una torsión del tobillo izquierdo mientras caminaba por su habitación”.

Por tanto, “se le efectuó una resonancia magnética nuclear en el Hospital Universitario Umberto I” de Roma, en donde se determinó “el diagnóstico de esguince de tobillo izquierdo”, se aclaró.

El comunicado añade que, tras estas placas, “se indicó el tratamiento correspondiente y se inmovilizó la articulación con una férula”.

COMENTARIOS