Alimentación

Cinco señales de que no comés suficiente fibra

Nos mantiene llenos, ayuda a perder peso y es digestiva; pero, ¿qué pasa si no la ingerimos en la cantidad recomendada?

domingo 17 de diciembre de 2017 - 7:06 am

Productos ultraprocesados, comida rápida, alimentos con escasos micronutrientes… pocos llegan a las cantidades de fibra diaria recomendadas. Por el contrario, alimentos como granos integrales, frijoles, brócoli, espinacas o nueces son excelentes fuentes de fibra.

La cuestión es que probablemente no te estés comiendo lo suficiente, y éstas son las señales que lo indican.

No tenés suficiente energía

Cuando comés muchos carbohidratos simples cargados de azúcar, como refrescos, pan blanco y pasta, o refrigerios procesados, es casi seguro que probablemente no estés obteniendo suficiente fibra de fuentes de carbohidratos más complejos, como cereales integrales, legumbres o frutas. La fibra, junto con la proteína y la grasa, ayuda a ralentizar la digestión, lo que significa que el azúcar se libera en nuestro torrente sanguíneo más lentamente y no crea picos y bajones de energía como los que provocan los hidratos de carbono simples.

Seguís con hambre después de comer

El estómago se vacía más rápidamente cuando la comida es baja en fibra, lo que significa que te sentirás hambriento más rápido. Un estudio publicado en Food & Nutrition Research descubrió que los hombres que comían alimentos ricos en fibra que contenían frijoles y guisantes en realidad se sentían más llenos que aquellos que comían comidas ricas en proteínas que contenían carne de cerdo y ternera. Esto se debe a que la fibra soluble forma un material similar al gel en el tracto digestivo que se disuelve en el agua, lo que provoca una absorción más lenta de nutrientes en el torrente sanguíneo.

No perdés peso

Como la fibra es saciante, es importante que trates de comer la suficiente cuando estás tratando de perder peso. Cuando te sentís más lleno, es probable que ingieras menos calorías en general a lo largo del día. Los alimentos ricos en fibra a menudo requieren más masticación y toman más tiempo para que el estómago los digiera, lo que indica una sensación de saciedad en el cuerpo.

Problemas de estreñimiento

La fibra es tu gran amiga cuando estás estreñido, ya que agrega tamaño al contenido de tu tracto gastrointestinal. Esto ayuda a mantener el movimiento en nuestro intestino, facilitando la expulsión de heces. Si no vas al baño diariamente al menos una vez, quizá sea momento de agregar frutas (los kiwis son una gran opción) en tu desayuno. Asimismo, busca alimentos integrales en el supermercado que tengan un alto contenido en fibra.

Problemas de salud a nivel general

Los problemas cardíacos pueden estar causados por una gran cantidad de problemas de salud, pero muchos de ellos pueden estar relacionados con la dieta. De hecho, las personas que han sobrevivido a un ataque cardíaco tienen una mayor probabilidad de vivir más tiempo si superan su consumo de fibra, según una investigación publicada en The BMJ. Además, la fibra de cereales integrales, como la avena, el arroz salvaje o la cebada, puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, obesidad y diabetes tipo 2.

Fuente: AS

COMENTARIOS