Salud

Es el azúcar y no las grasas, quien está causando la epidemia de obesidad

Un reciente estudio realizado en el Reino Unido, demuestra que estamos todos, hombres, mujeres y niños, 19 kilos más gordos de lo que estábamos a mediados de los años 60

lunes 17 de marzo de 2014 - 8:36 am

Un reciente estudio realizado en el Reino Unido, demuestra que estamos todos, hombres, mujeres y niños, 19 kilos más gordos de lo que estábamos a mediados de los años 60. La razón de este aumento de peso generalizado, se debe en mayor medida, según el informe, a un alto consumo de azúcar por parte de la sociedad, y no así a las grasas, como se suele asegurar.
[pullquote position=”right”]Es el azúcar y no las grasas, quien está causando la epidemia de obesidad[/pullquote]

El análisis sostiene que los alimentos contienen una gran cantidad de azúcar, de la que a menudo no somos conscientes.

Varios alimentos que se presentan bajos en grasas, como pastas, postres, entre otros, remplazan a éstas con azúcares. De esta forma, el enemigo de la salud tiene nombre y es el jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) o jarabe de glucosa-fructosa, como se le llama a menudo.

El JMAF se había descubierto en los años 50, pero comenzó a ser utilizado a nivel general en los años 70, cuando se encontró un proceso para explotarlo de manera masiva. Éste se presenta en comidas imaginables: pizzas, ensaladas, carne. Da brillo, como de “recién horneado”, a panes y tortas. Además prolonga la vida útil de miles de productos alimenticios de días a años.

Lo más preocupante de este compuesto es que provoca que las personas ansien consumir más azucar, es decir, sientan más hambre.

En este sentido, el profesor Anthony Sclafani de la Universidad de Nueva York, indagó acerca del apetito, y notó algo extraño en sus ratas de laboratorio. Cuando comieron alimentos para ratas, aumentaban de peso normalmente. Pero cuando se alimentaban con productos destinados a supermercados, su peso disparaba en cuestión de días. Su apetito por los alimentos azucarados era insaciable: simplemente continuaban comiendo.

Otro riesgo del exceso de azúcar lo analizó el profesor Jean-Marc Schwarz del hospital de San Francisco, que actualmente está estudiando la forma precisa en que los órganos principales del cuerpo metabolizan el azúcar, y encontró lo que él llamó un “tsunami” de azúcar.

Según Schawarz, por ejemplo, alrededor del hígado, este azúcar se cristaliza en forma de grasa, lo que conduce a enfermedades tales como la diabetes tipo 2.

Otros estudios detectaron que el azúcar puede incluso impactar en la calidad del semen, y el resultado es que los hombres obesos son cada vez menos fértiles.

COMENTARIOS