Sociedad

Mascotas: cuáles son las claves esenciales para una correcta alimentación

Velar por la salud de perros y gatos engloba una serie de factores entre los que se destacan los tipos de comidas que consumen

miércoles 13 de diciembre de 2017 - 6:34 am

La correcta alimentación de las mascotas parece ser hoy una tarea más simple que nunca. Alimentos que ya vienen en paquete y que en teoría aportan todos los nutrientes necesarios o la comida casera que tanto les gusta cumplirían la correcta función en el organismo de estos miembros honorarios de muchas familias argentinas.

Sin embargo, los requerimientos de cada animal varían según su tamaño, edad o las enfermedades y problemas que puedan tener.

Según indica el portal Infobae, por eso, la consulta con un veterinario o especialista en nutrición es una de las mejores ideas si lo que se busca es cuidar la salud del animal de compañía.

Para cada etapa de la vida tanto perros como gatos tienen distintas necesidades nutricionales y la alimentación debe poder cubrirlas. También hay que tener en cuenta las variaciones según el tipo de especie.

Héctor Quintana, médico veterinario, docente de la cátedra de nutrición y alimentación animal y titular del servicio de nutrición clínica del Hospital Escuela de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA explicó que, con respecto a los caninos, las razas más pequeñas crecen mucho más rápido cuando son cachorros y ya son considerados adultos a los 8 meses y en ese momento es cuando se debe aportar la mayor cantidad de nutrientes.

Las especies medianas o grandes alcanzan su tamaño definitivo cuando llegan al año de edad. Durante este período es cuando se deben extremar los cuidados con respecto a la alimentación, tanto en deficiencias como en excesos energéticos.

Los gatos, en cambio, son carnívoros estrictos y en un entorno natural ingieren pequeños animales vivos como ratones o lauchas.

Por eso, la comida que incorporen debe ser lo más parecida a esos alimentos y contener una gran cantidad de proteínas y aminoácidos, a diferencia de los perros que, si bien consumen carnes, también pueden comer otras cosas.

Esto sucede porque los felinos no poseen las enzimas suficientes para metabolizar una cantidad alta de carbohidratos y, además, no toleran esos niveles en la alimentación natural, por eso los alimentos balanceados secos que se elaboran con un porcentaje bastante elevado de carbohidratos no son los más adecuados a nivel fisiológico.

Sin embargo, si la calidad de estos es buena se pueden evitar problemas o enfermedades y trastornos digestivos – como litiasis o cálculos-metabólicos o de obesidad.

También es importante prestar mucha atención a la forma en la que se administra y dosifica la cantidad de alimento respetando el ciclo circadiano, también conocido como reloj biológico.

COMENTARIOS