Sociedad

Según una investigación, los efectos del sexo duran hasta dos días

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Psychological Science, encontrar el amor tiene beneficios fisiológicos y neurológicos

lunes 11 de diciembre de 2017 - 6:32 am

Aunque su propósito original es irreductible (la reproducción de la especie) el impacto que tienen las relaciones sexuales en los vínculos humanos estables se advierte recién en las horas posteriores al encuentro, cuando trasciende una especie de “resplandor residual” que según parece contribuye a estrechar la conexión emocional entre los amantes, informa un nuevo estudio publicado en la revista Psychological Science.

Nadie puede negar que aunque sea un episodio casual, el acto en sí deja una poderosa “estela” en las emociones. La investigación de rigor se realizó a lo largo de seis meses entre 215 parejas recién casadas que debieron informar diariamente, por un período de dos semanas, si habían tenido relaciones ese día y cuan satisfechos estaban con su matrimonio y con el sexo ese día en particular.

Si bien el orgasmo era para todos un objetivo importante, la mayoría mencionó que el efecto de cada encuentro había durado hasta dos días, y cuanto más fuerte era ese resplandor más satisfecha estaba la pareja en los meses posteriores.

Como era de esperar la satisfacción conyugal en algunos casos decayó a lo largo del estudio, pero disminuyó menos en aquellos que mencionaron esa sensación casi mágica del “después”, destaca entre las conclusiones el artículo.

“Nuestra investigación muestra que la satisfacción sexual sigue siendo elevada 48 horas después del encuentro” explicaba Andrea Meltzer, del departamento de Psicología de la Universidad de Forida, y líder del proyecto.

“Las personas que reportaron un mayor nivel de satisfacción hasta dos días después mostraron niveles más altos de satisfacción en la relación varios meses después. Esta investigación es importante porque apoya otras teorías acerca de cómo el sexo mantiene unidas a las parejas” y subraya que ese efecto poderoso no discrimina géneros ni edades.

Por otro lado, y a mi ver, el ensayo también echa luz sobre las consecuencias nefastas de la creciente banalización de la intimidad, algo que desde hace un tiempo preocupa a los psicólogos de todo el mundo dado el alto nivel de frustración que surge en las terapias.

“El sexo sin implicación emocional está generando problemas en muchas personas que no deberían tener determinadas patologías, y hablo de problemas tan graves como la disfunción eréctil en jóvenes o la anorgasmia (ausencia de orgasmo) en las mujeres” afirmaba en un artículo Carmela Cobo, psicóloga española y miembro de la Asociación de Especialistas en Psicología.

“Estamos comprobando que si se consume como un producto, puede provocar los inconvenientes asociados al consumismo, incluyendo problemas de adicción.”

COMENTARIOS