Policiales

Matan a puñaladas a una jubilada, le roban e incendian su casa

Sucedió en el departamento entrerriano de Gualeguay. La Policía detuvo a dos hermanos y a la novia de uno de ellos debido a que encontraron evidencias que los comprometen en el crimen

domingo 10 de diciembre de 2017 - 11:12 am

Una mujer de 77 años fue asesinada a golpes y puñaladas por delincuentes que le robaron e incendiaron su casa para borrar pruebas en una zona rural del departamento entrerriano de Gualeguay, y por el hecho la Policía detuvo a tres personas.

El crimen, que se conoció hoy, ocurrió durante la madrugada de este viernes en una vivienda ubicada en el sexto distrito de Gualeguay, sobre el acceso al paraje Tres Bocas, a seis kilómetros de la ruta provincial 11, donde vivía Teresa Meoniz, informaron desde la fuerza.

Según las primeras investigaciones, dos hombres llegaron a la vivienda de Meoniz, que vivía sola, para robarle, pero ante la resistencia de la mujer comenzaron a golpearla y a apuñalarla, lo que le provocó la muerte.

Luego, los asesinos iniciaron un incendio en la casa rural con el objetivo de “borrar todo tipo de pruebas y rastros”, indicó un vocero, por lo que personal de Bomberos de Gualeguay fue alertado y arribó al lugar para controlar el fuego.

Personal policial realizó averiguaciones por la zona y en otra casa aledaña, una vecina mayor y que también vive sola había sufrido horas antes un intento de robo, explicaron a la agencia Télam voceros de la fuerza.

Inmediatamente, iniciaron un allanamiento en otra vivienda cercana, donde detuvieron como sospechosos del crimen de la anciana a dos hermanos de 21 y 22 años, de apellido Acuña y oriundos de la localidad bonaerense de Zárate.

Durante el operativo, se decomisaron elementos de valor para la investigación y teléfonos celulares que comprometieron a la novia de uno de los Acuña, por lo que el fiscal a cargo de la causa, Eduardo Santos, ordenó su detención ayer por la tarde.

Los tres sospechosos fueron derivados a la Jefatura de Policía de Gualeguay, y luego quedaron alojados en la Alcaidía local.

COMENTARIOS