Salud

Síndrome del túnel carpiano: cómo prevenirlo

Las causas y tratamiento de una de las patologías más comunes

martes 5 de diciembre de 2017 - 7:03 am

Una de las patologías más comunes como consecuencia del uso de aparatos tecnológicos es el síndrome del túnel carpiano.

Esto se produce por una compresión excesiva en el nervio mediano, lo cual puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad o daño muscular en la mano y dedos. Es una neuropatía periférica focal muy común y es más frecuente en mujeres de entre 35 y 60 años.

Causas

– Inflamación de los tendones flexores de la muñeca.

– Luxación articular.

– Fracturas de muñeca mal consolidadas.

– Esguinces o artritis/artrosis.

– Retención de líquidos durante el embarazo o la menopausia.

– Aumento del tejido adiposo en el área.

– Presencia de tumores y quistes.

– Enfermedades de la tiroides.

– Diabetes.

Otros factores tienen que ver con problemas mecánicos en el empalme de la muñeca, estrés laboral y el uso repetido de herramientas manuales de vibración. El uso excesivo del celular o la computadora por largos períodos de tiempo con la muñeca flexionada es uno de los factores más comunes y actuales.

Síntomas

Los síntomas más usuales de este síndrome son el dolor, adormecimiento, sensación de corriente u hormigueos, cambios en el tacto o sensibilidad a la temperatura, debilidad o pérdida de fuerza, inflamación de la mano y el antebrazo, o una combinación de todos.

El diagnóstico es fundamentalmente clínico y se basa en un interrogatorio y un examen físico detallado de la sensibilidad, la fuerza y algunas pruebas específicas. En algunos casos, se pueden requerir estudios complementarios como el electromiograma, la ecografía o la resonancia magnética.

Tratamiento

Dado que esta afección es progresiva, se recomienda comenzar el tratamiento una vez detectado el síndrome. Como primera medida, se indica un reposo de la mano y de la muñeca afectada y la utilización de una férula para disminuir los movimientos. Los medicamentos antiinflamatorios tienen como fin aliviar el dolor y el entumecimiento.

El tratamiento kinésico se efectúa con el uso de aparatos de fisioterapia tales como la estimulación eléctrica transcutánea, ultrasonido, ortesis, movilización manual del nervio mediano, movilización manual del hueso del carpo, estiramientos, fortalecimientos e intervenciones ocupacionales.

Las modificaciones en el trabajo y los movimientos repetidos son muy importantes para que la muñeca permanezca en una posición neutra (con la articulación recta y no hacia abajo) mientras desempeña la labor.

El médico también puede recomendar inyecciones de corticoide que contribuyan a reducir la inflamación. Si los síntomas son graves o no mejoran con los tratamientos, el profesional puede recomendar una intervención quirúrgica para liberar el túnel carpiano y eliminar la presión ejercida sobre el nervio mediano.

Prevención

Se deben realizar ejercicios de estiramiento, hacer descansos frecuentes, mantener derechas las muñecas, y usar una postura y posición correcta.

También se deben cuidar las manos cuando se trabaja o cuando se practica alguna actividad con ejecuciones repetitivas, especialmente si requieren fuerza, vibración, uso excesivo de tecnologías o posturas inadecuadas. De esta forma, se minimizan los factores de riesgo y se ayuda en la prevención.

Fuente: Conbienestar

COMENTARIOS