Elecciones en Brasil

Brasil tenso: Lula arrasa en primera y segunda vuelta, en una carrera contra la justicia

Lo dice una encuesta de Datafolha. El segundo en los sondeos es el hombre que se perfila como líder de la derecha, el diputado Jair Bolsonaro

lunes 4 de diciembre de 2017 - 8:16 am

Si las elecciones de Brasil fueran ahora, no habría margen de duda: el ex presidente Lula da Silva se impondría con comodidad en primera y segunda vuelta, en un ballotage ante el ex militar y candidato populista de derecha, Jair Bolsonaro.

El dos veces presidente del Brasil coronaría así un regreso con gloria al Palacio del Planalto, luego que su proyecto político se desplomara bajo los juicios del Lava Jato, que terminaron derrumbando la presidencia de su heredera, Dilma Rouseff, curiosamente casi la única del sistema político brasileño que no estuvo involucrada en la mega red de coimas.

Según indica el portal La Política Online, Lula todavía tiene pendiente un fallo de segunda instancia en la condena que recibió por el Lava Jato, donde fue condenado a nueva años de prisión.

Si el fallo se confirma podría quedar fuera de la competencia electoral, aunque también es posible que apele si esto sucede, poniéndole aún más dramatismo a la carrera contra reloj que libra contra la justicia -y el establishment-, para mantener vivo su proyecto presidencial.

La supremacía de Lula fue confirmada por un sondeo publicado este domingo en la tapa del diario Folha de San Pablo, en base a datos de su propia encuestadora. El sondeo, que se realizó con 2.765 entrevistas presenciales en 68 ciudades, revela que Lula incluso creció respecto a la última medición de septiembre pasado.

En todos los escenarios de primera vuelta Lula se impone por el doble a Bolsorano con 34 puntos contra 17 y aplasta a los posibles candidatos de la socialdemocracia del PSDB -la fuerza de Fernando Henrique Cardoso-, que por estas horas evalúa postular al gobernador de San Pablo, Geraldo Alckim, que apenas obtiene 6 puntos.

El mismo resultado obtiene el alcalde de San Pablo, Joao Doria. Ambos son las cartas fuertes del establishment que respaldan el gobierno reformista de Michel Temer.

El sondeo también revela que si bien el gobierno de Temer dejó de caer, mantiene una imagen pésima para más del 70 por ciento de los brasileños que lo considera corrupto.

De hecho, la idea de Temer de competir por su reelección o eventualmente postular su ministro de Economía, Henrique Meirelles, se vuelve directamente disparatada. Ambos apenas consiguen el 1 por ciento de intención de voto.

COMENTARIOS