Judiciales

Prostitución VIP: liberaron al representante de modelos Leandro Santos

Estaba detenido desde principios de noviembre en el penal de Marcos Paz; lo investigan por explotación sexual

viernes 1 de diciembre de 2017 - 5:05 pm

Los jueces de la Sala I de la Cámara Federal Jorge Ballesteros y Eduardo Farah firmaron la liberación de Leandro Ernesto Santos, el ex modelo investigado por la justicia uruguaya y argentina por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual.

Santos estaba detenido en el penal de Marcos Paz desde principios de noviembre, después de que el juez federal Claudio Bonadio rechazara la excarcelación solicitada por el abogado de Santos, Fernando Burlando.

El ex modelo había sido detenido el 30 de octubre por Interpol. Tenía un pedido de captura internacional desde el 20 de septiembre de la jueza uruguaya Beatriz Larrieu, quien le imputa el delito continuado de proxenetismo y explotación sexual de menores.

La causa uruguaya se inició en diciembre de 2010, cuando una joven denunció a Santos y dos socios por amenazas, explotación y trata de personas. Luego los denunciaron otras tres jóvenes. En febrero de 2012 se ordenó su captura internacional. Pero sus abogados de entonces, Mariano Cuneo Libarona y Guillermo Acuña Anzorena, se adelantaron y pidieron la exención de prisión de Santos antes de que ocurriera: presentaron un Hábeas Corpus Preventivo.

Algunas de las modelos que trabajaron con Leandro Santos.
Algunas de las modelos que trabajaron con Leandro Santos.

Santos fue detenido y liberado dos veces en pocos días, en acciones poco claras de un fiscal de instrucción porteño y la jueza uruguaya de entonces. Su nombre se borró para la Justicia durante años, hasta que en septiembre de este año, el fiscal uruguayo Carlos Negro reflotó la orden de captura y explicó que las hojas de la causa que involucraban a Santos se habían “traspapelado”.

Así fue que detuvieron a Santos cerca de su casa de Belgrano. Dos días después, el fiscal federal Federico Delgado se opuso a concederle la excarcelación. Bonadío hizo lo mismo, consideró que la cantidad de años de prisión prevista por los delitos por los que se imputa a Santos según la ley uruguaya -de dos a ocho años por proxenetismo y de cuatro a doce años por explotación de menores- volvían inviable la excarcelación.

Y agregó que por “la capacidad adquisitiva con la que cuenta Santos”, se podía presumir que “en caso de recuperar la libertad intentará eludir la acción de la Justicia para sortear su posible encarcelamiento”. Santos fue a Marcos Paz. Un mes después, está libre.

Ahora quien puede apelar esta medida es el fiscal federal Germán Moldes, por estos días de licencia.

Santos, a través de su agencia Latin American Models, tenía a mano un numeroso staff de chicas para que “hicieran presencia” en eventos, cenas, boliches, bingos, casinos. Les prometía una exitosa carrera hacia la fama, participaciones en importantes desfiles y programas de TV de gran rating. Pero lo que investiga la Justicia es la explotación sexual de estas chicas, que eran trasladadas bajo engaños.

Santos sería la cara visible de una red financiada por empresarios argentinos y uruguayos que ponían a su disposición dinero para casas, campos, estancias y camionetas a cambio de que él les consiguiera mujeres para divertirse.

COMENTARIOS