Cumbre del G-20

Presidencia del G-20: el Gobierno espera la llegada de turismo e inversiones

El presidente Mauricio Macri aseguró que el objetivo es participar de la discusión global sin "alzar la voz de enojados" ni seguir "intereses de otros"

viernes 1 de diciembre de 2017 - 5:22 am

Para el Gobierno, que la Argentina presida la “gran liga” y organice, a fines de noviembre del año próximo, la cumbre del G-20 en Buenos Aires, traerá consigo una multitud de beneficios, no sólo políticos, sino también económicos.

La “ola de turismo e inversiones” que se prevé para ese encuentro y el efecto de influencia “intangible” de la designación de la Argentina sobre las decisiones de inversión de las empresas internacionales son, a juicio de la Casa Rosada, dos de las consecuencias positivas que le traerá al país este hecho, inédito en la historia argentina y sudamericana.

“Hoy damos comienzo a un período de trabajo muy intenso que servirá para contarle al mundo sobre la Argentina y a la Argentina sobre el mundo”, dijo Macri, ante un auditorio repleto compuesto por miembros de su gabinete, gobernadores oficialistas y opositores, diplomáticos, miembros de la sociedad civil y muchos hombres de negocios.

En sólo diez minutos de discurso, y utilizando un mix de referencias a la política local e internacional, el Presidente dejó en claro que “la inserción inteligente” de la Argentina al mundo es una de las prioridades de su gestión. También, que aspira a liderar la región o, al menos, ser su voz en la discusión con las grandes potencias.

“Queremos ser una expresión de toda la región. Y vamos a demostrar que podemos sumarnos a una conversación global sin alzar la voz de enojados, pero tampoco seguir pasivamente los intereses de otros”, señaló.

La diferenciación con el kirchnerismo estuvo, otra vez, presente en el discurso de Macri, al igual que su intención de representar al menos al Mercosur, que se reunirá el 21 de este mes en Brasilia, en las discusiones que se vienen.

Según indica el diario La Nación, la agenda que propondrá la Argentina en el G-20 estará en tres ejes: el “futuro del trabajo”, la “infraestructura para el desarrollo” y un “futuro alimentario sostenible”.

Sobre el primero, afirmó que la batería de reformas que envió al Congreso contempla “consensos con todos los sectores”; en relación con el segundo, Macri dijo que el Gobierno está “llevando adelante el plan (de obra pública) más ambicioso de la historia”, y sobre el tercer eje, Macri sostuvo que el país “está listo” para alimentar a 400 millones de personas.

“Gran parte de lo que estamos haciendo para el G-20 está pensado en la gran meta nacional, mi gran compromiso como presidente: reducir la pobreza”, puntualizó.

COMENTARIOS