Violencia en el fútbol

El apriete de los barras de Central: “Ganen o hay plomo”

El fútbol no sólo es escenario de goles, jugadas extraordinarias o folclore. La violencia no tiene respiro, y las barrabravas siguen amedrentando jugadores e hinchas. Esta vez ocurrió en Rosario, con la barra de Central

sábado 15 de marzo de 2014 - 2:48 pm

La violencia en el fútbol no cesa. Las barras bravas siguen siendo un problema y pese a las palabras, ni el poder político ni el dirigencial de los clubes parecen estar ocupados en hacer algo para que desaparezcan. Con fuertes vinculaciones con la política, o los grupos económicos poderosos, los barras bravas son amos y patrones no sólo puertas para adentro de los estadios de fútbol, sino puertas afueras. [pullquote position=”right”]El apriete de los barras de Central: “Ganen o hay plomo”[/pullquote]

Usando su poder extorsivo de la violencia, esta vez, los barras de Rosario Central dieron un indicio claro y sin rodeos a los jugadores: “Ganen o hay plomo”. Si bien el “canalla” no padece con los promedios (se ubica 11°), sus hinchas temen que el equipo caiga en zona de descenso, ya que acumula cuatro partidos sin victorias (tres caídas y un empate) en el Torneo Final.

En la previa del encuentro del domingo ante Arsenal en Sarandí, algunos barras manifestaron su descontento con el presente del Canalla. Así es como en las afueras del estadio Gigante de Arroyito aparecieron pintadas amenazadoras sobre las paredes de las boleterías ubicadas sobre la avenida Génova: “Balas sobran, huevo falta”, fue la frase que acompañó a la primera.

COMENTARIOS