FIFA Gate

El sospechoso crecimiento patrimonial del yerno de Julio Grondona

Según una denuncia de la PROCELAC, Genaro Aversa es uno de los accionistas de Limay SA, dueña del hotel "Fueguino"

viernes 24 de noviembre de 2017 - 7:19 am

En su presentación ante la Justicia de los Estados Unidos, el empresario Alejandro Burzaco identificó con nombre y apellido a diferentes personas que habrían formado parte de la trama de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, entre ellos el del ex presidente de la AFA, Julio Grondona, y el de su yerno, Genaro Aversa, protagonista de una historia particular.

Aversa, nacido el 20 de diciembre de 1959, era un vendedor de flores de a pie, sencillo, humilde. Su capacidad económica no le permitía grandes lujos sino todo lo contrario. Debía en parte a la suerte la posibilidad de tener dinero para la supervivencia diaria.

Un día, sin embargo, supo detectar la posibilidad de un futuro mejor. Fue cuando conoció a Liliana Nélida Grondona, la única hija mujer del ex titular del fútbol argentino.

Según una denuncia de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC), revelada por "El diario del Fin del Mundo" de Ushuaia, Aversa es uno de los accionistas de Limay SA, dueña del hotel "Fueguino".

De hecho, en el sitio web de ese hotel de cuatro estrellas figura, como referencia, la dirección y el teléfono de la oficina personal de Aversa, en Puerto Madero.

La PROCELAC acusó a Aversa, a Julio Ricardo Grondona (hijo del ex titular de la AFA), al empresario turístico Roberto Petti (también ligado a la familia Grondona y socio de Limay SA) y al empresario mexicano Aparicio Enrique Byron de ser parte de una maniobra de lavado de dinero. Concretamente, se sospecha que el hotel se hizo con fondos ilícitos provenientes del exterior y ligados al FIFAGate.

La causa judicial comenzó en 2016 a partir de una denuncia judicial realizada en Ushuaia por el cuarto socio de Limay, Guillermo Petti (hijo de Roberto).

El expediente ahora aterrizó en el juzgado de Marcelo Martinez de Giorgi, que investiga las derivaciones locales del FIFAGate.

En los próximos días, el magistrado decidirá si la suma al expediente o la devuelve al juzgado federal de Ushuaia, dijeron las fuentes consultadas.

Al margen, el crecimiento patrimonial de Aversa, casado con Liliana Grondona, genera muchas sospechas. Según indica el portal Infobae, Aversa es dueño de un Lear Jet 31, matricula LV-BTF, valuado en 1,5 millón de dólares.

La aeronave, guardada ahora en un hangar de San Fernando, supo transportar a la familia Grondona al menos en los últimos dos años.

En los papeles, el avión sigue perteneciendo a la empresa de transportes Crucero del Norte. Por eso nunca despertó sospechas. Pero hay un poder oculto que lo transforma en el verdadero dueño.

La PROCELAC ahora reveló que Aversa tiene gastos con tarjeta de crédito de "más de 500 mil pesos en algunos períodos", y registra "más de 200 movimientos migratorios" entre 1993 y 2016.

Además de la empresa Limay SA, el yerno de Grondona figura en varias empresas: Conenar, Chacabuco Moto Sport, La pesadilla SA, Constructora deportiva, Conenpa, Quilmes 5 SA, Aires Inversiones.

No es todo. El supuesto testaferro de Grondona tiene una flota de nueve vehículos: un camión Mercedes Benz BM 384 1215, una Land Rover Free Lander, un Mercedes Benz SLK 250, descapotable, un Fiat 500, una Fiat Fiorino, un Mercedes Benz GLK 300, un Mercedes Benz C250, un BMW X5 y una Jeep Estanciera.

COMENTARIOS