Toma de terrenos

Tras dos semanas de toma en Villa Lugano, las autoridades, indiferentes, no aportan solución

La toma de terrenos en Villa Lugano cumplió dos semanas y, ya naturalizado por los ocupantes, se bautizó el incipiente asentamiento con el nombre de "Papa Francisco"

sábado 15 de marzo de 2014 - 8:46 am

El precario asentamiento ya tiene nombre, esta semana las familias que ocupan los terrenos lo bautizaron con el nombre pasó a llamarse “Papa Francisco”.

A la espera de una resolución judicial, desde diversos sectores afirman que, incluso grupos relacionados con el narcotráfico se encuentran en la zona, así como también asociaciones ilícitas de todo tipo.

También, en la manifestación solicitaron que haya una guardia permanente de Gendarmería en el predio, pero por sobre todo solicitan que las autoridades nacionales y las del gobierno de la ciudad manifiesten una postura al respecto y no dejen que la toma se concrete, el principal temor de los lugareños es que, dada la inacción de las autoridades locales y nacionales, se lleven a cabo otras posibles usurpaciones de predios en su barrio.[pullquote position=”right”]Tras dos semanas de toma en Villa Lugano, las autoridades, indiferentes, no dan solución[/pullquote]

Mientras se espera una resolución de fondo sobre la desocupación con miembros de fuerzas policiales luego de que un juez porteño lo ordenara y los ocupantes frenaran con un amparo, la Cámara de Apelaciones está en la mira. Uno de los magistrados fue recusado por parte de la Defensoría de la Ciudad por su participación en otras polémicas causas.

Se trata del juez Marcelo Vázquez, titular en la Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Penal y subrogante en la Sala III del fuero que también integran los jueces Sergio Delgado y Jorge Franza.

COMENTARIOS