Santiago Maldonado

La autopsia de Santiago Maldonado: el cuerpo no fue arrastrado ni manipulado

El consenso fue unánime entre los 55 peritos, y está documentado en el acta final de la necropsia. De esta manera, queda descartada la hipótesis de que el cuerpo pudo ser plantado en el río Chubut

jueves 16 de noviembre de 2017 - 8:32 pm

De acuerdo con los 55 peritos oficiales y de parte que participaron de la autopsia a Santiago Maldonado, practicada el 20 de octubre en la Morgue Judicial, el cuerpo del joven hallado en el río Chubut no fue arrastrado ni manipulado. El consenso fue unánime y está documentado en el acta final de la necropsia.

De esta manera, quedan descartadas las sospechas de la familia Maldonado de que el cuerpo del joven haya sido plantado en el lugar donde fue hallado.

Esa es apenas una de las muchas conclusiones que contiene el acta pericial, en la que también consta la ausencia de “lesiones contusas, cortantes o penetrantes”, evidenciadas a través de 36 placas radiológicas, tal como informó oportunamente el juez federal Gustavo Lleval.

En el documento, al que tuvo acceso el Diario La Nación, se explica que “del examen externo e interno del cuerpo no se han constado signos compatibles con arrastre” ni “con medidas de sujeción”. El informe pericial, de 64 fojas, también especifica que no hubo indicios de que las cuatro capas de ropa que vestía el joven al momento de su muerte, presentaran signos de que el cuerpo hubiera sido arrastrado fuera o dentro del cauce del río Chubut.

El mismo medio indica que, según fuentes calificadas, tres de los estudios complementarios de laboratorio certifican que el joven tatuador murió por “asfixia por sumersión”, que el cuerpo permaneció “más de 70 días en el agua” y que las diatomeas (microalgas) halladas el cuerpo coinciden con aquellas que existían en el área donde el cuerpo fue encontrado. Estos resultados oficiales se conocerán el 24 de noviembre, cuando se realice la Junta Médica en la Morgue Judicial de la Corte Suprema de Justicia. El peritaje fue realizado por el Laboratorio de Diatomeas Continentales del Departamento de Biodiversidad y Biología Experimental, de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, bajo la supervisión de la Doctora Nora Maidana, perito oficial de la causa

Las fuentes consultadas precisaron que las diatomeas son algas microscópicas que ingresan al torrente sanguíneo en casos de ahogamiento y que esos microorganismos son claramente identificables. Si bien las fuentes precisaron que el tipo de diatomeas pueden variar a lo largo del curso, su identificación neutralizaría cualquier hipótesis de que el cuerpo hubiera sido plantado en ese lugar.

Sin embargo, el estudio no pudo realizarse con los tres tipos de muestras de agua (superficial, intermedia y del fondo del cauce) como había sido establecido de antemano, debido a que no se pudieron recoger esas muestras por los episodios de violencia suscitados en el lof, cuando se retiraba el cadáver.

Un segundo estudio sobre muestras biológicas extraídas del cuerpo, vestimenta y calzado de Maldonado, peritado por Dra Leticia Povilauskas, del Departamento de Paleobotánica de la Universidad Nacional de La Plata, también evidencia que el polen y las esporas analizadas coinciden con los del lugar del hallazgo.

El examen histopatológico, en tanto, realizado en diferentes órganos y vísceras, determinó un lapso de permanencia del cuerpo en contacto con el agua mayor a 70 días.

El informe forense, cuya descripción es exhaustiva, precisa que hubo 48 puntos de pericia propuestas por las partes. El cuerpo de Maldonado, de una estatura de 1,71 cm, exhibió un peso de 57,200 Kg. Las cuatro capas de ropa y calzado mojado que vestía correspondían a casi un tercio de su masa corporal. En conjunto, pesaban 18,200 kg, y ninguna de las prendas presentaban roturas o desgarros.

Para precisar la data exacta de muerte, restan estudios vinculados al lapso temporal de descomposición de tejidos, pericia que todavía lleva a adelante la Doctora Adriana D´addario, Jefa de Histopatología de la Morgue Judicial.

 

COMENTARIOS