Seguinos en nuestras redes

Moda

Cinco errores que estás cometiendo cuando comprás un top deportivo

Si estas experimentando algún tipo de incomodidad en tu pecho cada vez que vas al gimnasio, probablemente es porque elegiste el corpiño deportivo equivocado

De acuerdo a una investigación, la mayoría de los tops hechos para ejercitarse no ofrecen el soporte que necesitas para minimizar los movimientos multidireccionales que el tejido mamario tiene cuando haces deportes.

Por eso es importante tomar en cuenta los errores más comunes al comprar un top deportivo:

Tenés un solo top para todos los ejercicios

Si tu rutina semanal incluye un día de ejercicios de alta intensidad, y al otro día una sesión relajada de pilates, deberías tener más de un brassiere deportivo, y no solo por la limpieza. El tipo de ejercicios que haces determina que estilo de sujetador necesitas.  Una opción de mayor apoyo (como un sujetador de compresión) es ideal para correr o una clase de HIIT, mientras que una que permite más movimiento y flexibilidad (buena señal: una banda más ancha para el pecho) es ideal para yoga o Pilates. Brogan Horler, investigador asociado del Grupo de Investigación en Salud Materna de la Universidad de Portsmouth, indica que muchas marcas organizan sus estilos según el nivel de impacto / soporte.

No sabés tu talle

Si sigues comprando la misma talla de corpiño que comprabas hace 3 años, es hora de actualizarte.  Es importante que al menos una vez al año midas tu pecho, considerando que el cuerpo de las mujeres cambia, y así lo afirma Nadia Ruiz, entrenadora de triatlones y profesora motivacional. Esos cambios incluso hasta pueden servir para que pruebes nuevos estilos.  “Una mujer de busto grande puede que desee un sujetador deportivo de encapsulado debido a la construcción de alta resistencia y el diseño de copa moldeada, que tiende a proporcionar más soporte que un sujetador de compresión; estos últimos son a menudo una mejor opción para las mujeres con bustos más pequeños “, dice Jessica Matthews, asesor principal de educación en salud y acondicionamiento físico para el American Council on Exercise.

Comprás basada en el precio

Solo porque un sostén deportivo es económico no significa que no sea de buena calidad, y viceversa.  Los precios de los sujetadores no indican su ajuste al cuerpo, el soporte, o la calidad del material.  Y así como los jeans vienen pueden ser económicos o caros, pasa lo mismo con los bras de deportes.  ¿Cómo sabes entonces cuál elegir? Todo depende de que tan nueva seas en el ejercicio que planeas hacer.  Por ejemplo, si sos nueva en yoga, considerá gastar menos, de esta manera, si este ejercicio no es para ti, no te arrepentirás de haber gastado mucho dinero en un estilo que nunca usarás.

Elegís el material equivocado

Una de las cosas en las que la gente menos piensa cuando adquieren un bra deportivo es en como afectará a su piel, dice Ruiz.  Pero es un error, ya que si eres alérgica o hipersensible a ciertos materiales, usar un sostén puede irritar tu piel y causar enrojecimientos, picazón, y hasta ampollas.

Desafortunadamente, es dificil saber con antelación si eres alérgica a un material, pero puedes revisar en su etiqueta si contiene telas como poliéster (comúnmente usado en los tops para ejercitarse), y evítalo, y trata de elegir los que tienen paneles de malla para una mejor ventilación en esa zona.

No lo ajustás a tu medida

Los sujetadores deportivos no son tallas únicas que se adaptan a todo tipo de cuerpo, por lo que es importante que tengan componentes como tiras ajustables; así podrás contornear el top a tu silueta.  Así mismo, la banda inferior debe tener un ajuste firme, pero no demasiado apretado o incomodo, y debe estar nivelada alrededor de las costillas.  Luego, piensa en lo que necesitas basado en tu tamaño de busto.  El seno debe estar dentro de las copas, y no debe haber abultamientos arriba o a los lados.  Y si el material se frunce, entonces la talla de copa probablemente es muy grande.

Para saber si tienes la medida perfecta para ti, te damos un truco: en el negocio, probate el top deportivo, y en el probador, hacé un par de saltos de soga.  Si te tienes que re-ajustar constantemente, o te deja marcas en la piel, entonces no es el indicado.

TE PUEDE INTERESAR