Ataque en Nueva York

En medio del dolor, despidieron a los cinco rosarinos que murieron en Nueva York

En ceremonias íntimas, familiares y amigos dieron el último adiós

lunes 6 de noviembre de 2017 - 8:52 pm

Los restos de los cinco argentinos muertos en Nueva York fueron velados en Rosario en medio del dolor de familiares y amigos, que realizaron ceremonias íntima.

Los cuerpos de Hernán Mendoza, Diego Angelini, Hernán Ferruchi, Alejandro Pagnucco y Ariel Erlij llegaron a las 11 la ciudad santafesina trasladados por tierra desde el aeropuerto de Ezeiza, donde arribaron a la madrugada en un vuelo desde Estados Unidos.

Cuatro de las víctimas comenzaron a ser veladas a las 14, en el cuarto piso de una sala de servicios fúnebres del centro de Rosario. Mientras tanto, los restos de Ariel Erlij fueron despedidos en el cementerio parque “El Prado” de la localidad de Pérez. Hasta allí llegaron gran cantidad de amigos y allegados y un micro con alumnos del colegio San Bartolomé, al que concurre uno de sus hijos.

Argentinos nueva york 1

Por su parte, en otros dos vuelos también llegaron los sobrevivientes del atentado, Ariel Brajkovic, Juan Pablo Trevisán y Ariel Benvenuto. Según informó la secretaria de Relaciones Internaciones santafesina, María Julia Reyna, el martes lo hará Guillermo Banchini. El décimo integrante del grupo de egresados del Instituto Superior Politécnico de Rosario, Martín Ludovico Marro, permanecía internado fuera de peligro en el hospital Presbiteriano de Nueva York.

Desde la Gran Manzana, donde participó del homenaje a las víctimas encabezado por el presidente, Mauricio Macri; el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, dijo a la radio LT8: “La violencia irracional que a veces nos parece lejana, en este caso, de manera sorpresiva terminó golpeándonos muy de cerca”.

Al recibir a los familiares de las víctimas en el aeropuerto, la intendenta de Rosario, Mónica Fein, señaló que viene “una nueva etapa para transitar, el proceso de la pérdida, del dolor”, y ratificó el acompañamiento del municipio a las familias.

Los directivos del Instituto Superior Politécnico de Rosario, en el que en 1987 se graduaron los diez amigos, dispusieron un permiso desde las 13.30 para que docentes y alumnos puedan concurrir a los velatorios.

Una treintena de chicos del Politécnico pasaron esta tarde por la casa de servicios fúnebres del centro de Rosario y en la escuela se realizó un recordatorio.

COMENTARIOS