Caso Ciccone

En problemas: la Oficina Anticorrupción pedirá procesar a Echegaray

Lo acusan de maniobras que beneficiaron con un plan de pagos y una quita a la imprenta por la que investigan al ex vicepresidente Amado Boudou

lunes 6 de noviembre de 2017 - 6:41 am

La Oficina Anticorrupción presentará esta mañana un escrito al juez Federal Ariel Lijo para pedir el procesamiento de Ricardo Echegaray, ex titular de la AFIP, en la causa Ciccone.

Según detalla el diario Clarín, en carácter de querellante, el organismo conducido por Laura Alonso ya se venía expresando en ese sentido y sumó como argumento los recientes dichos de Rafael Resnick Brenner, su ex jefe de asesores, en el juicio oral.

“El coimputado prestó declaración y formuló manifestaciones que han venido a confirmar los numerosos y variados antecedentes que demuestran la responsabilidad evidente de Echegaray en los hechos que se investigan”, sostiene la OA en el escrito.

Designado por el ex titular de la AFIP, Resnick Brenner asumió en el cargo de jefe de asesores del organismo recaudador en diciembre de 2009 y al año siguiente intervino por instrucción de Echegaray en el expediente administrativo de Ciccone en el que se requería una quita sobre el total de la deuda de la firma ($62.714.169,36) y en la aplicación de un plan de pagos.

En su declaración, Resnick Brenner aseguró que se trató de una “tramitación consensuada con el Administrador Federal” y que “no se movía un papel sin que él supiera”.

Para la OA, que depende del Gobierno, Echegaray es uno de los personajes clave que intervino en el proceso de quiebra y salvataje de Ciccone para que Amado Boudou y sus socios y testaferros pudieran desembarcar en la empresa y hacer negocios millonarios con el Estado.

La OA también hizo notar que mientras Resnick Brenner desempeñó su cargo no tramitó ningún otro expediente en el que se sustanciara la solicitud de un plan de facilidades de pago, por lo que “marca la excepcionalidad del trámite impartido al mismo y la necesidad de mantenerlo en el ámbito más próximo al control y designio del Administrador Federal”.

Desde un sector del Gobierno alimentaron la sospecha de una suerte de blindaje judicial al ex titular de la AFIP, por la demora en las causas en las que se lo investiga.

“¿Quién protege a Echegaray?”, comenzó a instalarse como pregunta retórica del mismo modo que hace unas semanas un grupo de dirigentes de Cambiemos -la principal Elisa Carrió- apuntó a un supuesto pacto para mantener a resguardo a Julio De Vido, luego desaforado y detenido en la cárcel de Marcos Paz.

COMENTARIOS