Política

Así quedó La Cámpora después de las elecciones

Hacen una cuenta sencilla y llegan a la conclusión de que no perdieron -e incluso ganaron- fuerza en el Congreso y la Legislatura bonaerense

lunes 30 de octubre de 2017 - 8:29 am

En el balance que hacen sobre la última elección, los dirigentes de La Cámpora creen que la organización que conduce Máximo Kirchner salió airosa pese a la derrota de Cristina en la Provincia de Buenos Aires.

Hacen una cuenta sencilla y llegan a la conclusión de que no perdieron -e incluso ganaron- fuerza en el Congreso y la Legislatura bonaerense.

Según indica el portal La Política Online, por ahora evitan hacer, sin embargo, cualquier tipo de análisis sobre los motivos que los llevaron a perder por paliza en los tres municipios del interior donde tienen intendentes propios.

La comparación a nivel legislativo debe hacerse con las elecciones de 2013, donde la agrupación kirchnerista no había sumado mucho y por eso ahora ningún referente de peso pierde su banca. Aunque hay un dato de color: se retira Virginia García, la cuñada de Máximo.

La Cámpora concentra en Diputados a sus mayores referentes: Máximo, el Cuervo, Wado y Cabandié
En el Congreso, La Cámpora ponía en juego las bancas de cinco diputados nacionales y recuperó todas: Josefina González por Santa Fe (renovó), Juan Cabandié por la Ciudad (renovó), Martín Pérez por Tierra del Fuego (renovó), y a ellos se suman Laura Alonso y Horacio Pietragalla. También cuentan como propia a Vanesa Siley, que en realidad no militó nunca en la organización pero trabaja “en conjunto” debido a su cercanía a Eduardo “Wado” de Pedro.

En Diputados, La Cámpora concentra a sus mayores referentes: Máximo Kirchner, Wado de Pedro y Andrés “Cuervo” Larroque.

Ambos tienen mandato hasta 2019, al igual que Axel Kicillof y Mayra Mendoza, otras dos figuras de peso en la interna camporista.

En ese grupo de diputados -a los que les quedan dos años más de mandato- también están Rodrígo “Rodra” Rodríguez, Juan Manuel Huss, Marcos Cleri, Martín Doñate, Santiago Igón, María Massin, Walter Santillán, Rodolfo Tahilade, Luana Volnovich y Gabriela Estévez.

A ellos se sumarán ahora los diputados electos por Buenos Aires, la Ciudad y Córdoba, que llevan al FpV a tener 77 legisladores propios.

De todos esos, en La Cámpora describen que hay 58 que son “leales”, un número muy importante en un Congreso ya fragmentado.

Sin embargo, no todos los “puros” responden a la organización de Máximo, aunque hayan competido adentro de Unidad Ciudadana.

En la Legislatura bonaerense se incorporan dos dirigentes de peso en la ‘orga’: Mariana Larroque -la hermana del Cuervo- y Facundo Tignanelli

En el Senado, la “orga” kirchnerista tiene a María de los Ángeles Sacnúm (Santa Fe), Anabel Fernández Sagasti (Mendoza) y Ana Claudia Almirón (Corrientes).

Mientras que en la Legislatura porteña entró Mariano Recalde y allí no habrá bajas a fin de año. Por eso, dentro del kirchnerismo porteño suman la banca del ex titular de Aerolíneas a la de los camporistas a Javier Andrade y Paula Penacca.

En la Legislatura bonaerense -en la composición que quedará a partir de diciembre- La Cámpora tendrá a Juan Debandi, Lucía Portos, Santiago Révora, Rocío Giaccone, Miguel Funes, Lauro Grande, Marisol Merquel, Gabriel Godoy y César Valicenti.

En ese grupo también estaba José Ottavis, con mandato hasta 2019 y ya muy distanciado de la agrupación que supo integrar.

Al bloque camporista bonaerense se suman dos dirigentes de peso que entraron en estas elecciones por la Tercera Sección: Mariana Larroque -la hermana del Cuervo- y Facundo Tignanelli, un referente de La Matanza que además es secretario de Juventud del PJ Bonaerense. La Cámpora también logró colar en la legislatura como diputada por la Segunda Sección a Fernanda Díaz.

COMENTARIOS